•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Al mediodía y en la céntrica avenida de Sor Valentina Mirón asaltó el martes un hombre a una menor que lo denunció por tocamientos. Los gritos de la víctima, de 17 años, le hicieron huir a toda prisa mientras llegaba gente en su auxilio. Lo mismo que le ocurrió hace seis meses a una niña de 14 años en el puente Trujillo cuando iba al colegio y a manos del mismo individuo.

Este individuo iba a cara descubierta y la descripción que hizo del agresor la propia menor hizo sospechar a la Policía Nacional de que se trataba del mismo hombre que tiene un ojo bizco por lo que la enseñaron la fotografía de su ficha policial y lo reconoció sin dudarlo. Se trata de un vecino de mediana edad de Las Hurdes al que los policías interceptaron antes de que se marchara en autobús a su municipio.

En el momento de su detención llevaba encima al menos cinco bolas de hachís por lo que también está acusado de tenencia de droga para tráfico. Según fuentes de la investigación, por la agresión anterior debía presentarse periódicamente en los juzgados de Plasencia además de tener antecedentes por robos.

La menor asaltada el martes tuvo que recibir ayuda por el lógico estado de ansiedad que presentaba mientras los peatones que en ese momento atravesaban Sor Valentina Mirón no daban crédito, fundamentalmente por haberse producido el intento de agresión a plena luz del día. También la vez anterior, cuando eligió a una niña de 14 años que se dirigía a primera hora de la mañana al colegio, que está situado en pleno centro de la ciudad.


Galería de imágenes