•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La campaña de sensibilización de tráfico del Ayuntamiento de Moraleja dirigida a conductores de ciclomotores y motocicletas ha finalizado con 58 vehículos sometidos a los controles de la policía local, de los cuales el 95% cumplía con la normativa vigente.

La iniciativa se ha desarrollado en el mes de agosto y pretendía concienciar a los conductores a respetar las normas de circulación, utilizar el casco homologado y controlar los niveles de ruido. El concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Pedro Caselles, valoró positivamente los resultados de la campaña y destacó que sólo un 5% de los ciclomotores controlados incumplían algún aspecto de la normativa. Las motocicletas que no pasaron el control eran motos que emitían un mayor nivel de ruidos del autorizado. Los conductores corrigieron sus tubos de escape y no se emitió ninguna sanción a los infractores.

Para realizar estos controles, la Policía Local de Moraleja ha contado con un sonómetro homologado con el que ha podido comprobar los niveles de ruido de los vehículos analizados. Caselles indicó que en la primera quincena de agosto los agentes realizaron una campaña informativa y en los últimos 15 días existía la posibilidad de que se pudieran aplicar medidas restrictivas, pero "afortunadamente no ha sido necesario; incluso ha habido gente que ha arreglado los problemas de ruidos antes de que se sometieran al sonómetro", puntualizó. El concejal adelantó que en el mes de octubre pondrán en marcha una nueva iniciativa de concienciación para que los conductores aparquen correctamente en la localidad y evitar vehículos mal aparcados o en doble fila.