•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata aprobó ayer en pleno modificar la ordenanza fiscal relativa al Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) que permitirá congelar la cuota en los próximos tres años en beneficio de los ciudadanos. Este asunto fue aprobado con el voto a favor de los 9 concejales del PP, y con la abstención de los 5 ediles del PSOE y del Grupo Independiente de Navalmoral (GIN), que contó con la ausencia de dos de los 3 ediles. El alcalde del PP, Rafael Mateos, explicó que esta decisión supone un esfuerzo importante para el ayuntamiento ya que dejará de recaudar en los tres años 1.600.000 euros. "Teníamos la obligación de ofrecerlo teniendo en cuenta que el ayuntamiento puede permitírselo", explicó.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Lino González, explicó que su grupo "está de acuerdo con el fondo de la propuesta, pero no creemos que sea la mejor manera de hacerlo", afirmó. El portavoz socialista apostó por "rebajar el impuesto", dijo. Mientras, el edil del GIN, Agustín Carreño, manifestó que su grupo se ha abstenido por no estar del todo de acuerdo. "Si el ayuntamiento se puede permitir eso, creemos que la utilización de los medios del ayuntamiento se debería emplear en residencias de mayores y guarderías municipales", manifestó