•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La asociación pro refugio canino de Almendralejo, Recal, ha informado que, a partir de ahora, cambia la política de adopciones incorporando la obligatoriedad de colocar un microchip a los perros adoptados en la perrera municipal. Hasta el momento, el único requisito para poder llevarse un perro a casa era ponerle la vacuna de la rabia, para la cual el adoptante debía abonar la cantidad de 14 euros. El adoptante recibía en ese mismo momento la cartilla veterinaria oficial y al perro desparasitado interna y externamente.

Ahora, además, deberá abonar 23 euros más en concepto de microchip y recibirá certificación oficial de la colocación de dicho sistema, al tiempo que se le dará de alta en el Registro sin más coste para el adoptante. El colectivo ha conseguido un descuento importante para las personas que adopten perros de la perrera, ya que el precio de instalación del microchip oscila entre los 30 y 35 euros, con lo cual, los adoptantes se están beneficiando de un descuento de entre 7 y 12 euros, dependiendo de la clínica. Con esta rebaja, la asociación pretende promover y potenciar las adopciones en la perrera.

Anuncios

Galería de imágenes