•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ni cuatro meses han pasado desde que se inauguró el primero de los tramos reformados de la avenida de la Vera y ya hay quejas por la suciedad incrustada en el pavimento. La palma se la lleva la esquina de la avenida con la calle San Roque, donde se escondieron los contenedores y donde más se aprecian las manchas para malestar de las asociaciones de vecinos y de industriales de la zona.

Tras el paréntesis festivo del fin de semana por sus fiestas patronales, la mayor preocupación de los directivos vecinales vuelve a ser la falta de limpieza viaria. "Es una pena tener la calle como la tenemos de sucia –lamenta la presidenta de los vecinos, Guadalupe Blázquez– y más después de lo que nos ha costado verla reformada para que ahora esté tan sucia". Lo cierto es que han tenido que pasar hasta doce años para ver renovada la calle y el presidente de los industriales, José Luis Ventura, incide en que "no está sucia, está sucísima" por lo que sugirió que debería aumentar el número de barrenderos, pero también la concienciación ciudadana. Lo que implica bajar la basura a su hora y debidamente plegados los cartones, lo que parece misión imposible por parte de algunos comercios de forma sistemática.

Anuncios

Igual que elogiaron la reforma durante su inauguración por la alcaldesa en mayo pasado, ambos presidentes solicitan ahora extremar la limpieza viaria. "Las manchas –añade una espontánea, residente en la calle– no se quitan con solo barrer, hay que hacer una limpieza más profunda". Mientras aguardan expectantes el final de la reforma de la vecina plazuela de Luis de Zúñiga porque es el plazo que marcó la alcaldea Elia María Blanco para iniciar la última fase de la avenida de la Vera.

Anuncios

El ayuntamiento decidió no acometer antes el tramo pendiente hasta el final de la avenida para no colapsar el tráfico dadas las obras del Rosal de Ayala y la alcaldesa dijo entonces confiar en que a mediados de verano podría contarse ya con el proyecto. Lo que también reconoció textualmente Elia María Blanco, y comparten los vecinos, es "la imperiosa necesidad" de asfaltar Santa Elena. Sin embargo, esta calle no figura entre las beneficiarias del próximo plan de asfaltado. Según avanzó la alcaldesa, porque el gobierno municipal está valorando si incluye esta obra en la última fase de la avenida de la Vera dando –explicó entonces– "un tratamiento integral a la zona". Los vecinos esperan que así sea.


Galería de imágenes