•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más de medio centenar de trabajadores de conservación de carreteras y sus familiares se han concentrado en Cáceres frente a la sede del Ministerio de Fomento para demandar una reunión entre el ministerio y las empresas de conservación para hablar de seguridad.

La concentración ha discurrido en silencio desde la Cruz de los Caídos en Cáceres hasta la sede del Ministerio de Fomento, en la plaza de Santa María, donde los trabajadores han leído un manifiesto en el que además de rendir homenaje a José Luis García, el trabajador que murió el pasado 7 de agosto mientras trabajaba, se han quejado de lo ingrato de su trabajo.

"Este es un trabajo muy peligroso y muy ingrato. Muy peligroso porque pocos conductores respetan las señales […], porque todos los compañeros hemos vivido situaciones límite […], muy peligroso porque no hay mecanismos de protección, solo de aviso de un riesgo externo al trabajo […]. Y muy ingrato porque casi nadie reconoce la labor que desarrollan los hombres de amarillo".

También se han quejado de que nadie los respeta en su justa medida, ni los conductores, ni las empresas de conservación ni el propio Ministerio de Fomento.

Tras la lectura del manifiesto han entregado una copia para el Ministerio de Fomento.