•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 1 de septiembre entra en vigor la nueva normativa para obtener el carnet de moto que modifica el modelo actual de examen, endureciendo las pruebas, lo que ha provocado que la demanda se haya triplicado en los dos últimos meses. Pero no todos podrán acceder al examen. De hecho tanto la Jefatura Provincial de Tráfico de Cáceres (la de Badajoz cierra durante agosto) como las autoescuelas ya han advertido de que no todo el mundo podrá examinarse antes del cambio debido a que el número de examinadores, once en Cáceres, no podrá atender a toda la demanda que se ha creado.

AUMENTAN LAS CIFRAS En la provincia de Badajoz, se ha pasado de realizar en julio del 2007 cerca de 350 exámenes a 1.150 en en el presente año "hemos triplicado el número de exámenes de moto, solemos examinar a 15 alumnos al día en julio, pero este año se han examinado una media de 50 diarios", señala el director de la Jefatura Provincial de Tráfico de Badajoz, Antonio Marín.

Marín fija la causa en el cambio de normativa "todo el mundo quiere obtener el permiso antes de que se endurezcan las pruebas y es lógico, pero lo importante es que con este cambio los motoristas estarán mejor formados, porque la prueba demostrará el dominio de la moto".

En el caso de Cáceres, aunque en los dos últimos meses ya se ha notado el aumento de exámenes, 162 y 116 examinados en los meses de junio y julio del 2007 por 221 y 229 en 2008, la gran avalancha se espera en la segunda quincena de agosto: "somos de las pocas provincias españolas que tiene abierto en agosto y por las llamadas recibidas preveemos que se presente a los exámenes un gran número de personas", indicaba la Directora de la Jefatura Provincial de Tráfico de Cáceres, Cristina Redondo.

La demanda ha traspasado las fronteras de la región y muchas personas de otras comunidades autónomas viajarán a Cáceres en la segunda quincena del mes para examinarse, sobre todo por oposiciones a Policía Nacional y Guardia Civil entre otras.

OBRAS EN LA PISTA Ambos organismos se están preparando para estas modificaciones. Lo primero que han hecho es adaptar la pista del examen, ya han empezado las obras y aseguran que estarán listas para la primera prueba. Así, se pasa de una pista de 25 por 25 metros a una de 90 por 16 metros, lo que significa que los examinados hasta ahora solo tenían que meter las dos primeras marchas y ahora tendrán que subir a tercera y cuarta, apurando mucho más la frenada, una de las pruebas en donde más se suele suspender.

Todos estos cambios tienen un fin: reducir la siniestralidad en las carreteras. Las cifras siguen alertando a todos. Son muchos los fines de semana en los que, al repasar las cifras de muertos por accidente en ciruculación en carretera, se aprecia que entre un tercio y la mitad son motoristas. Y aunque cada vez son más las motos en circulación, tenemos 2.311.346 de motocicletas en un parque total de 30 millones de vehículos, según datos de la DGT del pasado año, la proporción de muertos sigue sin cuadrar.

El pasado año, que registró un aumento de la mortalidad de motoristas del 30%, fue sin duda el peor. En 2008, la cifra de motoristas muertos en carretera ha comenzado a bajar. Entre el 1 de enero y el 31 de mayo las muertes sobre dos ruedas, 119 en total, descendieron un 17%. Pero aún es pronto para hablar de éxito.


Galería de imágenes