•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha abierto una investigación para depurar responsabilidades tras denunciarse la aparición de una cámara web instalada hace dos años en un despacho del Ayuntamiento de Moraleja que podría haber grabado desde entonces la labor desarrollada por varios funcionarios municipales.

La alcaldesa, Concepción González (PP), ha presentado una denuncia ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Coria por si los hechos fueran constitutivos de delito, ya que la cámara, que permanecía conectada a internet, se instaló en la anterior legislatura, durante el mandado de la socialista Teresa Roca. Un empleado municipal advirtió esta misma semana al equipo de gobierno de la existencia del dispositivo, que no fue desconectado cuando quedó constituida la nueva corporación municipal.

 "No acusamos a nadie de espionaje, pero no comprendo qué fin podía tener esa cámara instalada ahí", dijo la alcaldesa popular. El propósito de los populares es esclarecer los hechos para saber si, tal y como sospechan, la cámara permitió la captura de imágenes que podría haber visualizado en tiempo real cualquier miembro del equipo de gobierno anterior.  También han solicitado que se realice un exhaustivo registro del ayuntamiento por si durante la anterior legislatura se hubiesen instalado más cámaras o micrófonos que pudieran permanecer ocultos en los despachos. El dispositivo, que ayer permanecía en el mismo lugar en que fue instalado, no está oculto.

La portavoz de los socialistas, Teresa Roca, recibió la noticia con despreocupación, dijo que los hechos son algo inaudito, forman parte de una manipulación política y le provocan la risa. Roca explicó que durante su mandato se decidió instalar el dispositivo como medida de seguridad porque algunos funcionarios indicaron que sus equipos informáticos presentaban signos de haber sido manipulados durante la noche. Sin embargo aclaró que el sistema no llegó a funcionar nunca y que jamás nadie visualizó ninguna imagen ni en tiempo real ni grabada. La portavoz socialista también explicó, en contra de lo que dijo la alcaldesa actual, que la instalación de la cámara no provocó ninguna queja de los funcionarios.

Los socialistas han expresado su asombro porque la denuncia haya sido presentada por la alcaldesa, en lugar de haberlo hechos los funcionarios. La Policía Judicial no había llamado ayer a declarar a ninguna persona en relación con este asunto, que se tramitará durante este mes en los juzgados y del que dentro de unas semanas se sabrá si ha sido archivado o continúa abierto.


Galería de imágenes