•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Vasos de plástico, botellas de Coca Cola o de cerveza y multitud de papeles se repartían ayer a primera hora de la mañana por las calles del centro. Eran los desperdicios de la víspera, fiesta del Martes Mayor, que no se recogieron durante la tarde del martes y que permanecían ayer en algunas calles incluso cerca de las once de la mañana.

Es lo que ocurrió en la céntrica calle del Sol, ya que a esa hora aún se acumulaban basuras en la fuente de San Pedro y las papeleras más cercanas a la puerta del Sol estaban a rebosar y con vasos y papeles por el suelo. También en la zona monumental había desperdicios y algunos paseantes se quejaron de que en la misma calle de la oficina de turismo, al pie de la catedral "a las diez de la mañana aún no se había recogido la basura de la puerta del bar Impacto y he tenido que sortearla".

Anuncios

Por su parte, vecinos de céntricas calles como Cartas, Borrego, Nueva y Hurón protestaron porque "nos hemos levantado con la misma basura y olores con que nos acostamos y en la calle Cartas, a primera hora solo habían baldeado de La Facultad para abajo".

Anuncios

A lo largo de la mañana, las calles volvieron a estar limpias, pero la suciedad previa ha llevado a los vecinos a quejarse de que no se reforzara la limpieza con motivo de la fiesta. "El ayuntamiento sabe que todos los años pasa igual, que con tanta gente y, sobre todo con las cañas, las calles acaban hechas un asco. Tenía que haberlo previsto", señalaban algunos.

Otros apuntan a la mala imagen que da la ciudad en unas fechas donde aumenta considerablemente el número de turistas: "Era penoso ver la plaza o las calles el martes por la tarde y que los turistas se encontraran ayer paseando las calles igual de guarras, no sé cómo pretenden que seamos Patrimonio de la Humanidad, primero hay que cuidar estas cosas", se quejaban.


Galería de imágenes