•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El grupo Prointisa ha paralizado las obras para la construcción de la tercera fase del Residencial Reina Sofía, en la antigua carretera de Madrid. Las viviendas salieron en venta en el 2006. Se trata de 83 viviendas de dos, tres y cuatro habitaciones de las que ya habían sido adquiridas 37. Los afectados se han unido para intentar buscar una salida a la situación (incluso tienen un foro en internet), ya que se ha pagado mucho dinero a cuenta, algunos hasta 24.000 euros, y los pisos están a algo más del 50% de su construcción.

Las obras se pararon en mayo, ya que el grupo acumuló una deuda con las empresas que llevaban a cabo la construcción de 2,5 millones de euros. Según relata uno de los afectados, consiguieron convocar una reunión a la que asistió el presidente del grupo Prointisa, Antonio del Río, además de un representante del BBVA y los abogados de los acreedores. El acuerdo al que se llegó es que hacían la división horizontal de las viviendas, se escrituraban y cada propietario asumía la parte correspondiente de la hipoteca. Por su parte, los acreedores se quedaban con una parte de las viviendas, equivalente a la deuda contraída con ellos, y se comprometían a terminar la obra. Sin embargo, ha pasado un mes de esta reunión, y los afectados no saben más detalles.

Otro problema con el que se encuentran los afectados es que aún les queda por entregar algunas cantidades de dinero a cuenta, porque si no lo hacen lo podrían perder todo, ya que equivaldría a una ruptura del contrato. Ante esta situación, los afectados están estudiando emprender medida legales contra Prointisa.


Galería de imágenes