•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Tribunal Supremo ha disminuido a seis meses de prisión la condena de tres años y un día que había impuesto la Audiencia Provincial de Cáceres en octubre del 2007 al exalcalde de Alcollarín, Adrián Rodríguez Santos, por un delito de "detención ilegal" al estimar que había encerrado bajo llave a varios concejales del PP en las dependencias del ayuntamiento de esta localidad en agosto del 2003. El Supremo absuelve a el exalcalde de este delito, además de una inhabilitación absoluta de ocho años por un delito de prevaricación. En la nueva sentencia, Rodríguez Santos queda como autor de tres delitos de coacciones.