•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El novillero colombiano Santiago Naranjo, afincado en Moraleja, se recupera en el Hospital Ciudad de Coria de la cornada que sufrió ayer durante la primera novillada de San Buenaventura 2008.

El joven presenta una cornada por asta de toro en la región inguinal izquierda con trayectoria ascendente de 20 centímetros que ha roto "colaterales de safena y ha disecado la fermoral contusionándola, aunque sin afectarla". Según el parte médico facilitado, Naranjo tiene también colgajo de piel transversal y fue intervenido con pronóstico reservado. El público le dio dos orejas y una fuerte ovación.

La cojida de Naranjo se produjo durante la lidia de su primer astado, puso bien tres pares de banderillas y el público pidió un cuarto par. Tras colocarlo bien entró a matar metiéndose al público en el bolsillo pero fue necesario entrar a matar por segunda vez y es cuando fue corneado.

Por otra parte, hubo tres cuartos de plaza y Carlos Guzmán empezó el festejo con su primer Miura. Estuvo bien con la espada, cortó una oreja y ovación y vuelta al ruedo. Julio Parejo en su primero estuvo regular con la espada y silencio. Tras el percance de Naranjo, Guzmán en su segundo estuvo bien con la espada y cortó una oreja con vuelta al ruedo. Parejo en su segundo estuvo de nuevo regular con la espada, cortó una oreja y dio la vuelta al ruedo. El sexto novillo que le tocaba a Naranjo lo lidió Carlos Guzmán y estuvo bien con la espada. Cortó dos orejas, dio la vuelta al ruedo y salió a hombros de la plaza de toros.

Ayer también se inauguró oficialmente la nueva plaza de toros en un acto que estuvo presidido por la alcaldesa Concepción González que estuvo acompañada por la corporación municipal y autoridades y alcaldes de Sierra de Gata y del Valle del Alagón. La tarde taurina estuvo amenizada por la Banda Municipal de Música de Llerena.