•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pavón, Vela y Castellano han hablado en los últimos días del Plan General Municipal (PGM) de urbanismo a raíz de la vuelta de este texto a la comisión de Urbanismo para corregirlo. Faltaba la alcaldesa, Carmen Heras, que no solo se refirió ayer al PGM, sino que además habló de los pactos del PSOE con IU y Foro Ciudadano después de que el viernes el concejal de Foro Ciudadano, Felipe Vela, diese por suspendido el pacto de legislatura y anunciase que esperaba que hubiese avances en proyectos antes del día 31, incluido el plan general. Pero no está garantizado que antes de agosto haya consenso en el PGM. La alcaldesa lo reconoció al precisar que aunque el día 31 pueda ser una fecha "factible", tampoco pasa nada si no se cumple "siempre que esté justificado".

Pero hay dos asuntos que le preocupan más a la alcaldesa que el día 31 y son la imagen de que la ciudad esté paralizada y que si pasa el tiempo y no se corrige el plan se le responsabilice a ella y a su gobierno. El PP ha insistido en que con Heras en la alcaldía se ha dado una ralentización de actuaciones, un mensaje con el que en las últimas fechas ha coincidido Vela. La alcaldesa retó ayer a los medios de información a que comparen la labor hecha en este año por el gobierno de Cáceres con la de otros consistorios. Lo que quería ayer la alcaldesa, lo mismo que en los días siguientes al anuncio de Vela, era romper esa imagen.

En cuanto al plan, Heras dedicó ayer todo el principio de su intervención a explicar el proceso del plan general y a que es un texto que arrancó con el PP en el gobierno, lo que incluye ahora el documento parte de una idea de Cáceres pensada por el PP, con lo que su conclusión fue que si el plan no sale adelante el fracaso no sería del PSOE, sino del PP.

Sobre los pactos con IU y FC, la alcaldesa alejó la posibilidad de que se puedan romper al insistir en que fueron documentos que no se firmaron a la ligera y que por tanto no "van a saltar por los aires por cualquier bagatela". En la misma línea comentó que detrás "de la liturgia o de la dramatización" en las intervenciones está el interés de los partidos minoritarios por "tener visibilidad" ante la opinión pública. La alcaldesa terminó sus alusiones a los pactos diciendo que el que "más chilla no es siempre el más importante o el que tiene razón".

La alcaldesa desglosó una serie de actuaciones hechas en este año, insistiendo en que los once ediles socialistas "se están dejando la piel" y añadiendo que en esa labor de gobierno se cuenta con la colaboración de Vela y de Pavón. De Vela recordó que es el presidente ejecutivo del consorcio de la candidatura de Cáceres 2016, pero que el comité de dirección lo preside ella.

Pero fue al plan de urbanismo a la cuestión a la que más tiempo dedicó Carmen Heras. La alcaldesa se dirigió al resto de grupos para solicitarles responsabilidad "en un tema tan serio como es el plan", añadiendo que no asumirá sola lo que venga después si no saliese adelante porque "es algo que compete a todos y no solamente al PSOE".

 

PRAGMATISMO La alcaldesa aseguró que el PP, cuando gobernaba Cáceres en la anterior legislatura, envió el plan a la Junta para su aprobación final con precipitación para "contentar" a sectores próximos al PP. No obstante, comentó que no puede volver a empezar con el plan porque "o somos pragmáticos o nos pegamos porrazos contra la pared".

El planteamiento de Heras es que la Junta tiene la competencia y que ha hecho una serie de correcciones que están abiertas a la decisión del ayuntamiento y, por tanto, defiende no retrasar más el plan para hacer las variaciones que se necesiten para que la Junta considere que el desarrollo propuesto en el documento es sostenible y se apruebe definitivamente. Heras recordó que la decisión se va a tomar en base a informes técnicos y que la fecha inicial de llegar a un acuerdo antes del día 31 de julio era estimativa, por lo que "si se justifica" se puede pasar de esa fecha.

A día de hoy esa fecha del día 31 de julio es bastante difícil de cumplir. Primero porque para el PP el plan general que ellos aprobaron durante la anterior legislatura "se quedó en un cajón de la Junta", indicó su portavoz, Francisco Javier Castellano, y por tanto con las variaciones a realizar consideran que no es su plan general y no estarían obligados a aprobarlo. Y segundo porque IU no tiene prisa y hay cuestiones muy concretas en las que no va a votar a favor. La más mediática es la recalificación de las Carmelitas, operación que conlleva la instalación de un gran almacén de El Corte Inglés. IU considera que con la ley en la mano las viviendas no entran en la parcela.

Sobre la operación de las Carmelitas, Heras dijo que Pavón es "coherente" con lo que ha venido diciendo y que es una opinión que es compartida por "muchos técnicos", pero vino a decir que Pavón se está precipitando porque la operación no está cerrada, que hay que hablar con los promotores y que queda margen de maniobra.

Heras insistió en que el que utilice el plan políticamente "se equivoca", añadió que "le repugna" que se intente un uso político y solicitó que el plan "no sea un medio para dar porrazos a la alcaldesa".