•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Convertir el estadio municipal Romano de Mérida para convertirse en subsede olímpica de fútbol en 2016 supone una inversión de tres millones de euros, según informa el alcalde, Ángel Calle, quien aclara que, además de ampliar el aforo a un mínimo de 20.000 espactadores, hay que remozar los vestuarios, la sala de prensa y otras instalaciones.

Según informa El Periódico Extremadura, el consejero de los Jóvenes y del Deporte, Carlos Javier Rodríguez, el alcalde y la consejera delegada de la Oficina Olímpica Madrid 2016, Mercedes Coghen, visitan las instalaciones deportivas. Además, la capital extremeña contará con una oficina para difundir la candidatura madrileña.

La ampliación de las localidades del estadio se acometería en la zona de tribuna y en el fondo norte, según detalla Calle, y aclara que el dinero no será ningún problema, ya que, además del apoyo institucional, contarán con la colaboración de empresas y otros colectivos con los que ya han contactado.

Asimismo, el alcalde subraya que están dispuestos "a tirar la casa por la ventana" porque con ello se invierte en los valores que representa el deporte, en el desarrollo turístico de la ciudad y en "hacer feliz a la gente", como demuestran los últimos días los triunfos de la selección española de fútbol y de Rafa Nadal.

A juicio del alcalde, Mérida aporta su condición de Patrimonio de la Humanidad y de ciudad tolerante y mestiza, y recuerda que ya "fue olímpica" el siglo IV después de Cristo. Además, recalca que la ciudad ya tiene los "deberes hechos", deberá tener el proyecto del estadio, ya que de momento tienen un estudio previo, para febrero de 2009, fecha en que la candidatura madrileña debe presentar el dossier definitivo.

Precisamente, todas las subsedes -Aranjuez, Barcelona, Córdoba, Coslada, Getafe, Málaga, Paracuellos del Jarama, Palma de Mallorca, Valencia y Mérida- se reunirán mañana para tratar de ese dossier, según Coghen, medalla de oro en hockey sobre hierba en Barcelona 92, don objetivo de sumar apoyos en toda España, Mérida contará con una oficina olímpica, sin sede física, para desarrollar acciones y proyectos de promoción con el fin de conseguir que el 2 de octubre de 2009 Madrid sea designada sede de los juegos olímpicos de 2016, a lo que opta junto a Tokio, Chicago y Río de Janeiro.

La primera actividad consistio con el espectáculo teatral Olímpicamente, el origen de los Juegos Olímpicos, en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. Además, la finca "El Toril" de Caja Rural de Extremadura, en El Carrascalejo, acogerá en agosto unos campamentos olímpicos.

Por su parte, el consejero extremeño observa que la nueva oficina pretende hacer partícipes a otras ciudades extremeñas, en una filosofía regional de la subsede de Mérida.

Coghen detaca que Mérida fue elegida subsede, entre las 23 peticiones presentadas, no por tener el mayor estadio, sino por su trabajo en el deporte de base y su "entusiasmo". La representante de Madrid 2016 valora que la subsede de Mérida sea un proyecto regional, porque la candidatura española, la más importante en apoyo popular, quiere ser "el mejor equipo del mundo".

Si Madrid no es olímpica y no se remodela el estadio emeritense, Coghen garantiza que el proyecto dejará en Mérida un gran legado social y turístico, como ocurrió en la capital de España a pesar de fracasar en su intento de albergar los juegos de 2012.


Galería de imágenes