•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El guardia civil destinado en la especialidad de Tráfico y secretario de Seguridad Vial de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Badajoz, P. B. P., ha sido condenado por el Juzgado de lo Penal número 2 de la capital pacense a nueve meses de multa y la privación del derecho a conducir vehículos a motor durante dos años por conducir bajo los efectos del alcohol, informa El Periódico Extremadura.

No obstante, la sentencia no es firme y ha sido recurrida ante la Audiencia Provincial. "El recurso ha sido admitido a trámite y esperamos que en un par de meses la sentencia sea absolutoria", indicó el abogado del guardia civil, Segundo Berjano.

El contenido de esta sentencia fue dado a conocer ayer a través de un comunicado por la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, que pidió la destitución de este agente del cuerpo de la AUGC, al considerarlo "indigno para cualquier puesto de representación de los guardias civiles".

Anuncios
Anuncios

En este sentido, el colectivo de oficiales destacó que "no se trata de un delito cualquiera sino de un delito contra la seguridad del tráfico por conducir bajo los efectos del alcohol".

La Unión de Oficiales apuntó que "según los fundamentos de derecho de la sentencia, el condenado hizo valer su condición de guardia civil para evitar someterse a las pruebas de alcoholemia y la posterior tramitación del atestado", que tuvo lugar tras producirse un accidente en el que arrolló dos farolas.

Según detalla este colectivo, "el acusado dijo a los agentes con fuerte olor a alcohol y habla pastosa y titubeante, cuando fue requerido para que se sometiera a las pruebas, que no le jodiésemos, ya que era guardia civil e iba a dar positivo en la prueba".

En el caso de que la sentencia sea firme, se abrirá un expediente para ver su idoneidad como guardia civil y otro disciplinario que podría acabar incluso con su expulsión del cuerpo, "por ser condenado por un delito doloso que causa grave daño a la Administración, como es la imagen de sus funcionarios y la confianza que los ciudadanos deben tener en ellos".

La Unión de Oficiales destacó que tanto este agente como el secretario general de la AUGC "han intentado ser el azote injusto del capital jefe del subsector de Tráfico de Badajoz".

Por su parte, el abogado del guardia civil aseguró que "no hubo negativa someterse a la prueba de alcoholemia", así como que "no ha quedado acreditado que fuese conduciendo".

En este sentido, Segundo Berjano manifestó que "por prudencia deberían haber esperado a que la sentencia fuera firme".


Galería de imágenes