•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Juanes llenó en marzo el Madison Square Garden de Nueva York pero anoche apenas consiguió un cuarto de entrada en el recinto hípico de Cáceres. La apertura oficial en España de su gira La Vida Tour que tuvo lugar en la ciudad fue un fracaso de taquilla y un descalabro económico para el ayuntamiento, organizador del concierto, aunque el cantante colombiano ofreció un concierto vibrante para un escuálido pero entregado público de unas 3.000 personas, entre ellos un centenar de paisanos del cantante.

Al cierre de esta edición aún no había concluido el recuento de las entradas vendidas en taquilla, pero según informó el personal de la misma, la cifra no había superado las 1.000. En la venta anticipada, se adquirieron 2.100, según la concejalía de Dinamización, que situaba la cifra final entre 2.500 y 3.000.

Esto supone que el concierto generó pérdidas. Costó 300.000 euros y con las localidades no se recuperó ni 100.000 euros. A pesar de todo, la concejala del área, María José Casado, no quiso calificar la convocatoria de fracaso y valoró sobre todo el impacto mediático que esta había tenido en ámbitos nacionales por ser inicio de cartel de la gira. "Yo estoy satisfecha porque es un lujo tener aquí a un cantante del nivel de Juanes", aseguró minutos antes de iniciarse el recital, que presenció junto a la alcaldesa, Carmen Heras.

Casado tampoco quiso ayer hablar de cifras y mucho menos de pérdidas. "Nos tenemos que sentar a echar cuentas, porque además hay patrocinadores, y tampoco será una cantidad desorbitada", valoró.

Las expectativas iniciales eran llenar el recinto con unas 11.000 personas. De hecho se habían puesto a la venta 11.400 entradas para lo que se anunciaba como el gran acontecimiento musical del verano en la capital, dado el presupuesto y la infraestructura de iluminación y sonido que se desplegó en el hípico.

 

EL CONCIERTO Sin embargo, en venta anticipada solo se adquirieron 2.100 entradas, lo que confirmó que programar una actuación en día laborable, en época de exámenes finales en las universidades y con un partido de la Eurocopa con un España-Grecia es una iniciativa arriesgada. "Todo influye en restar público", reconoció la concejala. El resultado de la cita también confirmó que Juanes no tiene tanto tirón como el que se esperaba, a pesar de su octavo puesto en la lista de 40 Principales con su último trabajo La vida es un ratico .

A pesar de todo, Juanes no defraudó a sus pocos (si a unas 3.000 personas puede decirse pocas) pero fieles seguidores. Vestido íntegramente de negro, el cantante colombiano saltó enérgico y puntual al escenario para entonar uno de sus viejos éxitos A Dios le pido .

Las banderas colombianas ondeaban al ritmo de los compases. Giovanni Izquierdo, colombiano afincado en Cáceres hace 8 años y casado con una cacereña, empuñaba una de ellas con un mástil de tres metros. "Para mí es una ilusión muy grande poder ver a Juanes. Llevo 8 años sin poder ir a mi país y es como estar un poco más cerca", contaba antes del concierto rodeado de compatriotas.

Una de ellas saltó al escenario en un impasse de Mala gente para abrazar y besar a su ídolo. Para entonces ya había sonado No creo en el jamás , de su último disco. Después le seguirían Un día normal , Volverte a ver o Gota de agua dulce , que dedicó a las "hermosas mujeres".

El público cómplice del ritmo vibró, bailó, saltó y coreó las canciones archiconocidas, incluso hizo votar al cantante que se entregó durante algo más de hora y media sobre el escenario. "Hoy es el primer día de gira en España y qué mejor que estar aquí con ustedes", gritó Juanes, que no escatimó saludos a sus paisanos y a los cacereños y tampoco olvidó una arenga a la igualdad y a la unión de los pueblos. Así se ganó sus 260.000 euros más IVA de caché.


Galería de imágenes