•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Policía Nacional en Extremadura desmantelan una red dedicada a introducir en la región sustancias estupefacientes procedentes del sur de España y de Marruecos. Según publica El Periódico Extremadura, la operación se inició hace varios meses y se ha desarrollado en Badajoz y Sevilla.

Por el momento, se han detenido a siete personas, de nacionalidad marroquí y se intervinieron 11 kilos de hachís. De los detenidos, seis se encontraban en Badajoz ( A.A. de 31 años, M.B. 21 años, F.N.E. de 34 años, K.K. de 23 años, A.F. de 42 años y L.F. de 26 años), y la séptima en Sevilla, con colaboración de agentes de esa ciudad, R.R. de 29 años, también de nacionalidad marroquí.

La policía detalla que especialistas en la lucha contra el tráfico de sustancias estupefacientes, en Badajoz, detectaron hace varios meses una red que se dedicaba a introducir hachís en la capital pacense. Posteriormente, se determinó que miembros de esa red se desplazaban desde Badajoz a ciudades del sur de la península para proveerse de bellotas de hachís.

Tres de las detenciones realizadas en Badajoz se efectuaron a la entrada de la ciudad por la carretera de Sevilla, cuando los acusados trasportaban en dos turismos un total de 8.344 gramos de hachís en "bellotas", junto con dos teléfonos móviles, 1.605,30 euros y 700 dirhams, (moneda de curso legal en Marruecos). Posteriormente se detuvo a los otros tres en plena vía pública.

Como continuación a estas actuaciones policiales en Badajoz, los funcionarios policiales se desplazaron a la provincia de Sevilla, donde en colaboración con agentes de la UDYCO de Sevilla, detuvieron al otro acusado, cuando circulaba a bordo de un vehículo. Una vez detenido se registro el automóvil que conducía ocupándose en su interior 3.120 gramos de hachís, igualmente dispuestos en "bellotas".

Los seis detenidos en Badajoz se encuentran a disposición de la Autoridad Judicial competente en la capital pacense, mientras que el detenido de la provincia de Sevilla, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial de la localidad de Lebrija (Sevilla), lugar donde se produjo su detención.

La operación policial continua abierta, por lo que no se descartan nuevas intervenciones. Hasta el momento, se han intervenido dos teléfonos móviles, tres vehículos, 1.604 euros y 700 dirhams en efectivo, además de 11.464 gramos de hachís.


Galería de imágenes