El consejero de Fomento, José Luis Quintana, ha asegurado que la nueva Ley de Contratos del sector público, que entró en vigor el pasado 1 de mayo, "dará mayor rigor y seguridad" a las contrataciones y ayudará, en algunos casos, a simplificar las adjudicaciones.

El consejero ha realizado estas declaraciones en el transcurso de las jornadas sobre la aplicación práctica de la Ley de Contratos del Sector Público, que ha organizado en Mérida la Consejería de Fomento, en las que se han inscrito más de 140 participantes.

El titular de Fomento precisó en su intervención que la Ley 30/2007 responde a la necesidad de incorporar al ordenamiento jurídico la Directiva 2004/18/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 31 de marzo de 2004, sobre coordinación de los procedimientos de adjudicación de los contratos públicos de obras, suministros y servicios.

Anuncios
Anuncios

De este modo en lo que se refiere al ámbito objetivo, afirmó que quedan sujetos a la nueva ley todos los contratos onerosos que celebren los entes, organismos y entidades que integran el sector público definido en el artículo 3 de la ley.

Además, manifestó esta ley detalla la tipificación legal del contrato de colaboración entre el sector público y el sector privado; o la utilización de criterios sociales y medioambientales en los procesos de adjudicación de los contratos.

Asimismo, José Luis Quintana indicó que la nueva normativa reconoce a internet como gran instrumento, "no sólo para la publicidad de las licitaciones, sino para la presentación de ofertas y el acceso a pliegos, proyectos y demás documentos por esta vía".

Por último, el consejero afirmó que su departamento ha querido impulsar unas jornadas de estudio y reflexión "de una norma que, además de incorporar novedades en cuanto a su estructura, introduce en el derecho español tanto conceptos novedosos, como técnicas de comunicación basadas en las nuevas tecnologías".