•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La pastelería Inpansa, de la calle Talavera de la ciudad de Plasencia, sufrió en la madrugada de ayer un robo después de que uno o varios individuos rompieran el escaparate para llevarse dos tartas.

 La pérdida de los pasteles fue mayor, porque los ladrones tocaron todos los dulces y "pusieron el cristal perdido al desmigar todos", dijo la propietaria muy disgustada "porque las tartas son lo de menos, lo que me importa es el dinero que me va a costar el cristal".

 Los vecinos no escucharon a los ladrones "que se fueron con la barriga llena", puntualizó, según informa El Periódico Extremadura.

Anuncios
Anuncios

Galería de imágenes