•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las calles del centro de Plasencia se van a dotar de un microclima por un sistema innovador que hará más cómodas las compras cuando apriete el calor. Antes de final de año, se habrá instalado un mobiliario singular que producirá una sensación de frescor sin llegar a mojar y que entrará automáticamente en funcionamiento cuando pase una sola persona y solo en horario comercial, siempre que la temperatura ambiente lo requiera. Se trata de una de las medidas del plan de dinamización del llamado Centro Comercial Abierto.

Lo que los técnicos han dado en llamar isletas contendrán el mecanismo en cuestión y se colocarán hasta seis en la plazuela Quemada de la calle del Sol, la Puerta del Sol, la Cruz de Santa Ana, la plaza de Ansano, el rincón de San Esteban y la Puerta Talavera. Sus medidas variarán para adaptarlas con el menor impacto visual en su entorno, pero podrán llegar a alcanzar los once metros de largo en el caso de en Santa Ana y en otros enclaves hasta 3,75 de alto. Estarán hechas en acero corten y lucirán un logotipo, informa El Periódico Extremadura.

 Pero estos elementos aglutinarán también servicios tecnológicos como un punto de información interactivo con terminales antivandálicos a modo de directorios, conexiones wi-fi y bluetooth para uso público o un láser para proyectar campañas de promoción comercial.

Es una apuesta singular que trata de fomentar las tiendas tradicionales para hacerlas competitivas y hacer del centro un imán comercial. Por lo que también supone la renovación del mobiliario público. Todo ello se ha cuantificado en 665.993 euros, de los que el 75% son aportados por la Junta de Extremadura y por el ayuntamiento el resto.

Lo presentó ayer la vicepresidenta segunda y consejera de Economía, Comercio e Innovación, María Dolores Aguilar, junto a la alcaldesa, Elia Blanco, quienes recorrieron después el centro en compañía de los representantes de la asociación de comerciantes y de la federación de empresarios, Javier Serradilla y Francisco Sánchez Guijo respectivamente. El proyecto de Centro Comercial Abierto ha buscado desde su origen la complicidad del propio sector.