•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha pedido respeto para el alcalde de Trujillo, José Antonio Redondo, y consideró que la decisión de poner su cargo a disposición del PSOE es "una decisión personal que le engrandece como ser humano".

Fernández Vara consideró que "se ha dado  un exceso de protagonismo por parte de los medios" a este caso, aunque matizó que los medios "cumplen un fin social que no soy quien para juzgar".

Asimismo, Fernández Vara solicitó que "no se le condene tres veces por lo que ha hecho" a la vez que añadió que la decisión de presentar su dimisión "es una decisión personal que le engrandece como ser humano".

Anuncios
Anuncios

El presidente extremeño, durante la inauguración de una planta fotovoltaica en la localidad cacereña de Abertura, dio su apoyó a José Antonio Redondo al afirmar que "puede contar conmigo incondicionalmente porque ha hecho lo adecuado con una decisión que no es habitual en España".

Para Fernández Vara, Redondo ha sido "un magnífico alcalde, gestor y político que no ha fallado a Trujillo y, con su decisión ha demostrado el cariño que le tiene a su pueblo". Además, el presidente de la Junta de Extremadura afirmó públicamente su deseo que no sea "una retirada de la política porque ha acumulado una enorme experiencia humana como gestor".


Galería de imágenes