•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La alcaldesa de Moraleja, Concepción González (PP), ha propuesto la próxima disolución de la sociedad urbanística municipal (Urvimo), un ente público que creaba el Partido Socialista la pasada legislatura y que ya entonces fue duramente criticado por el Partido Popular.

         González, tras la celebración de la Junta General de Urvimo, anunció que convocará un pleno de carácter extraordinario para que el ayuntamiento se haga cargo de las gestiones pertinentes para construir casi cien viviendas protegidas en el barrio de Las Eras. Se trata de unos inmuebles que se sortearon hace más de un año y sus adjudicatarios aún desconocen cuándo estarán edificadas.

La alcaldesa de Moraleja asegura que la disolución de Urvimo dará agilidad y garantía a la construcción de estos inmuebles e "impedirá que la oposición siga poniendo inconvenientes que retrasen la ejecución de las viviendas".

Asimismo, Concepción González manifestó que esta decisión respalda a los beneficiarios porque "las garantías legales que imprime un ayuntamiento no son las mismas que las de una sociedad de construcción". La alcaldesa de Moraleja insistió en que el objetivo de la medida es dar agilidad a este proyecto inmobiliario de modo que  las casas se construyan lo antes posible.