•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Mancomunidad Sierra de San Pedro ha celebrado la tercera edición de su día grande el sábado con la participación de unas 2.000 personas.La fiesta comenzó con un acto inaugural en el que intervinieron el alcalde de Carbajo, la localidad que acogió el evento, Manuel Bravo Morán; y el presidente de la mancomunidad, Juan Garlito Batalla. También estuvieron presentes la diputada provincial de Badajoz María Luisa Murillo Díaz; el vicepresidente de la Diputación Provincial de Cáceres, Miguel Ángel Morales; y la directora general de Administración Local de la Junta, Lidia Redondo de Lucas, que cerró el acto.

Bravo dio la bienvenida al numeroso público que llenaba la Plaza del Ayuntamiento y Murillo resaltó la "singularidad y enorme valor" de la Mancomunidad Sierra de San Pedro, la única conformada por municipios de las dos provincias.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación de Cáceres destacó el compromiso que la institución provincial tiene con los municipios de la mancomunidad y con todos sus habitantes.

El presidente de la entidad local coincidió con la directora general de Administración Local en la "enorme importancia" que han adquirido las Mancomunidades en Extremadura como prestadoras de servicios públicos y vehículo principal para trasladar al territorio todas las iniciativas y políticas que, desde las administraciones, se aborden en la búsqueda del desarrollo y la mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos. Ambos remarcaron que dichas políticas se deben implantar de forma independiente al tamaño o al lugar de residencia, objetivo que sería muy difícil de alcanzar sin el concurso de las Mancomunidades Integrales de Municipios.

Garlito señaló que la importancia de la mancomunidad como referente en el territorio quedó demostrada, entre otras muchas cosas, en la trayectoria de una fiesta que, en su tercera edición, se consolidó como una "cita obligada de encuentro y convivencia" entre todas las localidades que la componen y en una jornada de reivindicación del trabajo conjunto por el futuro de "una de las zonas más bellas de Extremadura".

Cuando finalizó el acto inaugural, todos los asistentes, procedentes de los nueve municipios de la mancomunidad, acompañaron al grupo folklórico 'Juéllega Extremeña' y a las bandas de cornetas y tambores de las localidades de Herreruela y Valencia de Alcántara hasta el campo de fútbol de Carbajo, donde se ubicaron las casetas en las que los distintos ayuntamientos ofrecieron una muestra de la rica cultura y gastronomía de la zona.

Después, se celebró una comida popular, a base de carne de venado, organizada por la Asociación de Mujeres de Carbajo, en la que se sirvió a más de 1.500 comensales, todo ello amenizado con las actuaciones de la Juéllega Extremeña, el Grupo de Amigos del Teatro de Valencia de Alcántara, la charanga Tai papi de San Vicente de Alcántara y el grupo folclórico El Despertar de Cedillo.

Las actuaciones musicales fueron acompañadas en todo momento por actos deportivos como una ruta cicloturista por la Sierra de San Pedro, una ruta a caballo y una ruta dirigida a las asociaciones de motoristas de la Mancomunidad, además de numerosas actividades infantiles que se llevaron a cabo, desde los talleres medioambientales y de pintura hasta los castillos hinchables, un rocódromo y la tirolina.

Durante la tarde hubo actuaciones de las dos asociaciones de discapacitados de la mancomunidad, Aidim de Valencia de Alcántara y 'Adisanvi' de San Vicente de Alcántara, cuyos integrantes hicieron un recorrido descriptivo por la cultura, la historia y las características más destacadas de todos los municipios que componen la agrupación.

Por último, en el campo de fútbol, la orquesta Chaplin amenizó una verbena popular en la plaza del ayuntamiento. También actuó el grupo oliventino Acetre y otros grupos jóvenes de la mancomunidad.