•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un joven que ha viajado durante los tres últimos meses por diversos países del Lejano Oriente y que acudió al servicio de Urgencias del Hospital Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata obligó a activar el protocolo de seguridad del centro por la sintomatología que presentaba.

El paciente fue atendido por el personal médico de Urgencias del hospital aquejado de "dificultades respiratorias y fiebre alta", entre otras dolencias, según confirmó ayer el Servicio Extremeño de Salud (SES). En la hoja clínica de ingreso constaba que había viajado por varios países de Oriente, entre ellos Tailandia, por lo que "se activó un protocolo habitual para este tipo de casos", según confirmaron las mismas fuentes. Al parecer, su regreso a España se produjo hace una semana.

El ingreso se produjo hacia las 22.30 horas del domingo, cuando el chico se presentó en compañía de unos familiares en el servicio de Urgencias. El protocolo de actuación del centro hospitalario aconsejó derivar al paciente a la planta de Medicina Interna y ordenó su aislamiento en una habitación como medida preventiva. Inicialmente se barajó la posibilidad de que padeciera malaria o cualquier otra enfermedad tropical, pero esta circunstancia quedó descartada tras analizarse el resultado de las muestras remitidas al laboratorio del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. El resultado del análisis se tuvo con una excepcional rapidez, pues las muestras se enviaron en la noche del domingo y a primera hora de la mañana de ayer ya se disponía de los datos.

Según confirmaron fuentes oficiales, "todas las muestras de la analítica remitida a Cáceres dieron resultados negativos". Asimismo, el SES confirmó que el paciente "no presenta ninguna enfermedad contagiosa ni infecciosa". Los servicios médicos se encontraban en la jornada de ayer pendientes de su evolución favorable y barajaban la posibilidad de darle el alta médica próximamente. Sin embargo, otras fuentes del centro hospitalario confirmaron que el paciente continuaba aislado en la segunda planta del centro como medida preventiva y que se le habían practicado nuevos análisis para remitir las muestras al Laboratorio Nacional de Referencia de Majadahonda (Madrid).

La Junta de Extremadura explicó ayer que la sintomatología presentada por el paciente no obligó a adoptar ninguna medida especial que afectara a los familiares del joven o al personal del centro que le atendió. La intención del hospital es mantener al chico aislado en la planta de Medicina Interna hasta que se reciban los resultados del laboratorio de Majadahonda, que serán determinantes, ya que las dolencias que presenta son coincidentes para un importante número de enfermedades.