•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Efectivos de la Guardia Civil, pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza, con sede en Valencia de Alcántara, han intervenido siete cabezas de jabalíes en una batida ilegal. La operación se ha desarrollado en colaboración con agentes del Medio Natural de la Junta de Extremadura que tuvieron conocimiento de la celebración de una batida ilegal de jabalíes, en el interior del Parque Natural del Tajo Internacional, en el término municipal de Carbajo.

Dicha batida, estaría encubierta bajo el pretexto de contar el titular del terreno acotado, de una autorización de rececho-espera, expedida por el órgano medioambiental competente, que para nada tenía que ver con la acción cinegética que se estaba llevando a cabo.

En la batida ilegal, participaron un total de 10 cazadores, todos ellos, desplazados desde Madrid, además de 12 batidores de la zona. En el momento de la intervención de la Guardia Civil, los cazadores habían logrado abatir un total de siete ejemplares de jabalí, seis de ellos, considerados como trofeo, en atención a sus características morfológicas.

Tras el reconocimiento sanitario, llevado a cabo por los Servicios Veterinarios de la Junta de Extremadura, tres de los jabalíes abatidos, fueron rechazados para el consumo humano, por estar infectados de tuberculosis.

Por parte de la Guardia Civil, se procedió a denunciar los hechos ante la Dirección General del Medio Natural, por supuesta infracción muy grave prevista en la Ley de Caza de Extremadura, responsabilizando del hecho, tanto a los diez cazadores participantes, como al titular del terreno cinegético, procediéndose a la intervención de los diez rifles utilizados y de las siete cabezas de jabalíes que habían abatido.