•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Comisión Regional de Urbanismo y Ordenación del Territorio decide suspender la tramitación autonómica del Plan General Municipal de Cáceres y devolverlo al ayuntamiento, junto con los informes técnicos y jurídicos elaborados por las distintas instituciones, para que "complete y corrija las previsiones del plan, ajustándolos a dichos informes", según informa El Periódico Extremadura. 

El consejero de Fomento, José Luis Quintana, tras la reunión extraordinaria de la Comisión Regional de Urbanismo, explica que la decisión se basa en un "informe técnico extenso" de 107 puntos, en el que se indican aspectos del Plan General Municipal de Cáceres, algunos de ellos son "errores materiales y no son relevantes", pero otros aspectos "son más importantes" y tratan algunos proyectos como la ubicación de El Corte Inglés, las viviendas previstas en la Estación Arroyo-Malpartida o los suelos urbanizables.

La modificación del plan, que se espera puede estar concluida en el segundo semestre de este año, según informaEl Periódico Extremadura, deberá aclarar cómo se gestionará y financiarán los grandes espacios libres que se establecen en el planeamiento actual y que suponen una proporción de entre 24 y 27 metros cuadrados por habitantes, cuando la ley establece 5 metros cuadrados por habitante.

Según el consejero, no se ha tenido en cuenta la protección de estas grandes extensiones de zonas verdes incluidas como sistemas generales, como La Montaña y la Sierrilla, lo que obligaría al ayuntamiento a hacer un esfuerzo económico muy grande para poder soportar su gestión, ni tampoco se explica cómo se compensaría a los propietarios de viviendas ya construidas en ellas.

El PGM actual se aleja, por otra parte, de la obligación determinada por la Ley del Suelo y Ordenación del Territorio de Extremadura (LSOTEx) de perseguir el crecimiento sostenible, al estimar un crecimiento poblacional del 285 por ciento en 15 años. También se considera excesivo el tamaño de los sectores ordenados en el planeamiento, especialmente el del ferial, que incluye 7.000 viviendas, con lo que sólo podrían concurrir a su desarrollo grandes empresas de la construcción en detrimento de las empresas extremeñas.

En el caso concreto de la Estación Arroyo-Malpartida, Quitana califica de "barbaridad" el desarrollo previsto, de 1.733 viviendas, que afectaría, por otra parte, a redes viarias y de abastecimiento generales y debería corregirse de acuerdo a las medidas establecidas en el informe de impacto ambiental emitido por la Dirección General de Medio Ambiente. Además, el PGM actual permite el desarrollo simultáneo de los distintos sectores, lo que llevaría a una ciudad "absolutamente deslavazada", según el consejero, por lo que la Comisión Regional recomienda que se establezca un orden de prioridades.

Considera preciso que se aporte un estudio de edificabilidad residencial dentro de las zonas de ordenación urbanística y el número de viviendas previsto en las áreas de planeamiento específico, para determinar si se cumple la superficie máxima establecida en la legislación.


Galería de imágenes