•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, mostró su satisfacción tras su participación en las Jornadas Europeas del Tabaco 2008 que se han celebrado en la localidad italiana de Bovolone, en las que el jefe del Ejecutivo Extremeño destacó que el cultivo del tabaco no es solamente un problema de mercado, sino que es fundamentalmente un problema de empleo.

Según el presidente extremeño, de cara a ciertas decisiones hay que tener en cuenta que cuando un cultivo genera más de 1.500 puestos de trabajo en comarcas como las del norte de Cáceres, no se puede asimilar una modificación en el sistema de ayudas como si fuera un problema de mercado, sino que hay que tener en cuenta de modo principal los puestos de trabajo y cómo afecta esto a una sociedad.

Guillermo Fernández Vara recordó en Bovolone, en su defensa sin fisuras del cultivo del tabaco ante las autoridades italianas y europeas y los profesionales del sector, que el problema del tabaco se agrava en países como España y más concretamente en regiones como Extremadura, ya que el 92% del tabaco que se produce en nuestro país se cultiva en tres comarcas extremeñas, algo que no sería tan preocupante si esta producción estuviese repartida por todo el territorio nacional.

Asimismo, el presidente de la Junta reiteró que en Europa solamente se cultiva el 25% del tabaco que se consume, por lo que su desaparición se supliría fácilmente con importaciones, por lo que defendió que hay que desvincular la producción del consumo.

El presidente Fernández Vara aseguró ser consciente de las dificultades que entraña este proceso, pero sí quiso dejar claro que mantendrá su defensa del sector del cultivo del tabaco y para ello no dejará de trabajar, teniendo en cuenta que el siguiente paso será la reunión que mañana mismo mantendrá con la comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel en Bruselas.

Por ello, el presidente extremeño hizo un repaso ante los asistentes por los puntos que mañana repasará con la comisaria europea en Bruselas, que sintetizó en que el cultivo del tabaco constituye una base fundamental del desarrollo de las comarcas afectadas; que contribuye a la fijación de población en el medio rural; que ayuda al incremento de población; que genera un impacto ambiental y paisajístico positivo y que por tanto afecta al turismo rural; y que existen dificultades para encontrar alternativas reales con pequeñas superficies por agricultor.

También matizó que la edad media de los titulares de explotaciones es baja y por lo tanto fija una población más joven en el medio rural; son economías que funcionan, ya que ascienden en su contratación final y donde no hay stocks; la producción comunitaria de tabaco apenas representa el 25% de lo consumido, por lo que una desaparición del cultivo sería fácilmente cubierta por importaciones; y por supuesto, no deben olvidarse factores como el importante impacto en el empleo femenino; el que se están amortizando las importantes inversiones realizadas por los productores; y los ajustes que ya se han producido con la desaparición del 40% de agricultores.

El presidente extremeño afirmó también en cuanto a las implicaciones en la disminución del consumo que deben tenerse en cuenta leyes como la española, ya que a su entender son el camino idóneo en la promoción de la salud.

Para concluir con su intervención, el presidente Fernández Vara recordó que Extremadura es una región productora, donde se concentra el 92,5% de la producción nacional, pero "eso no quiere decir que produzcamos fumadores, Extremadura produce tabaco, no fumadores", aseveró.

La intervención del presidente extremeño, junto con la del eurodiputado extremeño Alejandro Cercas, fue una de las más celebradas por los asistentes hoy en Bovolone.

A la cita en Italia asistieron también por parte de la Junta de Extremadura el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan María Vázquez, y el director general de la PAC, Antonio Cabezas.

UNIDAD EUROPEA PARA EL FUTURO DEL TABACO

Las Jornadas Europeas del Tabaco 2008 concluyeron con la aprobación por unanimidad de un documento denominado "UNIDAD EUROPEA PARA EL FUTURO DEL TABACO", consensuado por las principales asociaciones que agrupan al conjunto de los trabajadores y empresas vinculadas al sector del tabaco, que son UNITAB, CETRATAB y EFFAT, que agrupan a más de 100.000 cultivadores y a 400.000 trabajadores.

En este documento, todas las empresas europeas relacionadas con el sector productor y transformador del tabaco reclaman una prórroga de las ayudas hasta el 2013, marcando una serie de reclamaciones y compromisos que se resumen en:

1.- Se reclama que el cultivo del tabaco sea tratado exactamente igual que el resto del sector agrario, con lo que debe plantearse también para el cultivo del tabaco un periodo transitorio hasta 2013.

2.- Para los nuevos Estados miembros de la UE debe situarse también el apoyo a este sector hasta 2013.

3.- Los productores se comprometen a cultivar tabaco de forma sostenible, respondiendo así a criterios económicos, sociales y medioambientales.

4.- Se apela a la responsabilidad de la industria manufacturera europea del tabaco.

5.- Se demanda el apoyo de las autoridades regionales y nacionales de los países en los que se cultive tabaco, así como de la UE.

6.- Todo el sector del tabaco se compromete a investigar de manera activa alternativas de apoyo a la producción de tabaco a partir de 2013.

Las jornadas italianas han puesto de manifiesto el deseo de unidad de productores, transformadores y autoridades locales y regionales europeas para defender el cultivo del tabaco.


Galería de imágenes