•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Seis personas de la familia González del Alba que residen en la urbanización Los Olivos en la zona de San Marcos fueron evacuadas de su hogar en la mañana del sábado y trasladadas al hospital Tierra de Barros por una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono, según el Servicio Extremeño de Salud.

Entre los afectados se encontraban, dos hermanas de la propietaria de la vivienda, su madre, los dos hijos de la familia de 6 y 4 años y una sobrina de 10 meses de edad. El marido de una de las afectadas también estaba en el domicilio pero no sufrió ningún síntoma trasladándose en su propio vehículo hasta el hospital. Todos los intoxicados fueron dados de alta por la tarde, según informó el servicio de admisión de urgencias del hospital Tierra de Barros. Dato que fue confirmado por un familiar de los afectados, quien aseguró que todos estaban perfectamente y mostraba su alegría porque todo se había quedado en un susto.

El Centro de Urgencias y Emergencia 112 recibió una llamada, sobre las 10.30 de la mañana de ayer donde se informaba de que en un chalet de la calle Milano número 3 en la urbanización de San Marcos había varias personas mareadas y con náuseas. Fuentes sanitarias precisaron que la intoxicación se debió a la inhalación de monóxido de carbono procedente de un brasero de picón. Hasta el chalet se traslado personal médico del centro de salud en una ambulancia del 112 y la de Cruz Roja.

Los miembros de la asamblea local de Cruz Roja trasladaron a los tres niños y una de las mujeres que estaban en la vivienda. La otra mujer y la madre fueron evacuadas inicialmente al centro de salud y más tarde al hospital. La pareja propietaria del chalet no se encontraba en el momento de los hechos en el mismo al haber salido a trabajar.


Galería de imágenes