•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El desfile de carrozas y comparsas de Navalmoral de la Mata celebrado ayer no pudo superar el récord de visitantes del año pasado debido al frío y la lluvia, pero fue todo un ejemplo de coraje. El mal tiempo no impidió la celebración del espectáculo, pero sí lo deslució en una jornada en la que el agua estuvo amenazante desde por la mañana.

Un jurado deberá seleccionar las mejores de las 18 comparsas y 8 carrozas con opción a premio. La alta participación registrada puso en la calle a más de 1.200 personas distribuidas en una treintena de agrupaciones carnavaleras que contribuyeron a crear un espectáculo demasiado largo en una tarde desapacible.

A lo largo de más de tres horas, el público pudo contemplar disfraces cuidadosamente elaborados, desde disfraces de golondrinas y arañas a trajes de fantasía de diversas épocas, ya fueran de mosqueteros, egipcios o indios. Tampoco faltaron recreaciones de películas como "Mary Poppins" o esceneografías rítmicas basadas en videoclips musicales, como el célebre "Thriller" de Michael Jackson.

El carnaval de Navalmoral es para muchos el del Campo Arañuelo, y eso se hizo notar especialmente ayer, ya que en el desfile participaron cuatro agrupaciones foráneas, tres de Talayuela y una de Almaraz.

El escaso margen de tiempo entre Navidad y el carnaval hacía presagiar una pérdida de calidad en disfraces y carrozas, pero no ha sido así.

Es posible que las carrozas hayan sido, en general, más simples que en ediciones anteriores, pero el desfile demostró que los trajes han sido imaginativos, ingeniosos y laboriosos. El espectáculo de ayer no alcanzó la cifra de los 60.000 visitantes del año pasado, pero el aguante de participantes y público fue una prueba del gran apego que existe hacia la fiesta.