•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los trabajadores de la Construcción no irán a la huelga, ya que, según relata el secretario general de MCA-UGT en Extremadura, Miguel Ángel Rubio, se ha alcanzado un acuerdo con la patronal, en el que acepta la tabla reivindicativa presentada por su organización y por Fecoma-CCOO en un "porcentaje alto".

Rubio explica al Periódico Extremadura que al acuerdo se llegó tras más de cuatro horas de negociación que tuvieron lugar, a instancias a de la Dirección General de Trabajo de la Junta, entre las cinco de la tarde y pasadas las nueve de la noche de ayer. Estaba previsto que la primera jornada de huelga, ya desconvocada, tuviera lugar el próximo viernes, 1 de febrero. "Se han sacado más del 95 por ciento de las reivindicaciones que motivaban la huelga", sostiene Rubio. El punto más controvertido, que era la reclamación sindical de que los obreros trabajaran en jornada continuada entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, debido a las altas temperaturas, no fue aceptado en su literalidad por los empresarios, si bien sí se aceptó que del 14 de julio al 12 de agosto el horario común, de ocho horas, se rebaje en una y quede en siete.

El dirigente ugetista felicita al Gobierno regional porque "ha hecho sus deberes" al "abrir otra vez el diálogo", en el que estuvo presente como mediador, destacó, el director general de Trabajo, José Luis Villar. "Quedamos plenamente satisfechos como organización mayoritaria, con más del 60% de representación", señala Rubio, quien considera que los otros tres puntos de la tabla reivindicativa sindical quedaron atendidos convenientemente. Así, detalla que en la tarde-noche de ayer, se llegó al acuerdo de unificar los dos convenios provinciales en uno regional, proceso que deberá estar concluido en 2011, de modo que en 2012 haya una única mesa de negociación extremeña. El documento final resultante ha de incluir los aspectos más ventajosos para el trabajador contemplados en uno u otro de los actuales convenios provinciales.

Además, se acordó una declaración contra la siniestralidad laboral mediante la cual las partes adquieren el compromiso de llevar a cabo las mejoras que figuran en el Convenio General, como implantación de tarjeta profesional y aulas de formación, al tiempo que se solicita una mayor implicación del Ejecutivo regional con tal finalidad, apostilló el responsable de MCA-UGT en la región.

Así mismo, se confeccionará otra declaración mediante la cual sindicatos y patronal instarán a los poderes públicos a adoptar las medidas tendentes para facilitar a los obreros de la construcción la jubilación a los 60 años, ya sea mediante la implantación de coeficientes reductores o "cualquier otro sistema". El dirigente sindical precisó que este acuerdo adquiere especial valor si se tiene en cuenta que el presidente de la patronal de Badajoz, José Antonio Calvo, también preside la mesa de la organización nacional del ramo.


Galería de imágenes