•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La obra de desdoblamiento de la carretera de Cáceres, la Ex-100, desde Marchivirito hasta el cruce de San Vicente, avanza hasta el tramo urbano, donde se han iniciado ya los trabajos en la zona expropiada. Las máquinas han comenzado a demoler los acerados y los firmes en la calzada existente entre Marchivirito y la Escuela de Ingenierías Agrarias y han retirado la vegetación para poder acometer en este tramo el ensanche de la calzada y su urbanización.

Para acometer este trabajo será necesario realizar una serie de cambios en el tráfico. El primer corte de tráfico en este tramo se ha previsto para la semana del 18 al 22 de febrero, por lo que los vehículos serán conducidos por un desvío provisional que ya se ha ejecutado y pavimentado y que va a parar a la glorieta de Ingenierías Agrarias, según la Consejería de Fomento.

También se están ejecutando los colectores y conexiones a la red de saneamiento que discurren por viales municipales y que no afectan al tráfico principal de la carretera.

La obra de desdoblamiento, que realiza la unión temporal de empresas formada por Joca y FCC, contempla seis glorietas, tres en el tramo urbano, una a la altura de la empresa San Blas, otra en la Escuela de Ingenierías Agrarias y otra en el semillero de empresas. Esta es la parte de mayor dificultad por ser una zona muy encorsetada, con muchos servicios. En la parte izquierda se encuentran el Servicio de Bomberos y el de Parque Móvil de la Diputación de Badajoz, el polideportivo municipal de Las Palmeras y las dependencias de la Consejería de Agricultura.

ACCESO CORTADO Por ello, la obra está más avanzada en la parte interurbana. Hasta el momento se ha ejecutado casi la mitad de los trabajos, puesto que la obra certificada asciende al 46,66% del importe de adjudicación, por lo que Fomento estima que se cumplirán los plazos previstos para acabar la nueva carretera, que tendrá cuatro carriles y seis glorietas, fijado para mayo del 2009.

Lo que sí cambiará es el plazo anunciado para mantener cortado el acceso a Badajoz por la carretera de Cáceres, que se prolongará dos meses más debido a la necesidad de derribar el puente sobre el ferrocarril que se encontraba en mal estado. Este corte se produjo el 12 de julio y se anunció que duraría hasta marzo del 2008, desviándose el tráfico por la A-5 para entrar en la ciudad.

Durante la ejecución de las obras, los técnicos "han detectado la necesidad de demoler y sustituir parcialmente la estructura existente sobre el ferrocarril, debido a su mal estado". En estos momentos "se está terminando de definir la actuación que se realizará", por lo que la demolición, que tendrá lugar en el punto kilométrico 2,500 no empezará hasta medidados de febrero y concluirá la obra a finales de mayo o principios de junio. Será entonces cuando se abra el acceso a la ciudad.

Ya se ha terminado el tablero de la estructura sobre la carretera Ex-110 y se están extendiendo las primeras capas de aglomerado, aunque el resto de ramales que afectan a la intersección con la Ex-110 no empezarán a ejecutarse hasta junio.


Galería de imágenes