•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Aldehuela del Jerte, Charo Hontoria, acusó ayer al alcalde socialista, José Luis Miranda, y al director del Centro Rural Agrupado del pueblo, Antonio Sánchez-Oro, de "incurrir en dejación de funciones", según Hontoria, por "permitir que el centro escolar esté en condiciones temerarias donde salen los niños a jugar", afirmó. Por su parte, tanto Miranda como Sánchez-Oro negaron que exista dejación y aseguraron que los niños no corren ningún peligro. Sin embargo, la edil popular aseguró que el recinto escolar muestra una serie de deficiencias peligrosas para unos 50 niños con motivo de la paralización de unas obras de mejora.

"Los niños no pueden utilizar los juegos infantiles al tener éstos atados la malla del recinto del colegio y los escombros están sin recoger desde que empezó la obra", aseguró. Además, advirtió que existe una gran zanja abierta y que entre una pared y el vallado se ha colocado un palé cuya función es hacer de puerta para acceder a una parte del patio.

Mientras, el alcalde manifestó que las obras, que consisten en sustituir una alambrada que se encontraba en mal estado por un muro, "están en ejecución", afirmó. En cuanto a la dejadez de funciones a la que alude el PP, Miranda no quiso opinar y únicamente aseguró que "no hay ninguna zanja, ni existe peligro para los niños", dijo. Estas mismas afirmaciones fueron corroboradas por el director del CRA, que matizó que el colegio tiene 38 niños y no 50 como argumentó el PP.

Sánchez-Oro aseguró, al igual que el alcalde, que no tienen conocimiento de ninguna queja de ningún profesor, ni padres. "No tenemos constancia de que exista ningún problema y en cuanto tuviera conocimiento actuaríamos de inmediato para solucionarlo", dijo el director.


Galería de imágenes