•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Navalmoral de la Mata, Rafael Mateos, anunció ayer su intención de trasladar la movida juvenil de los fines de semana al pabellón multiusos, aunque dejó claro que no dará marcha atrás en su decisión de suprimir el botellón.

Flanqueado por el primer teniente de alcalde, José Demófilo Pascual, y por la concejala de Ocio, María García, el alcalde compareció en rueda de prensa para dar a conocer este "proyecto inicial" que prevé la puesta en marcha de una discoteca light en la que habrá música y no se dispensarán bebidas alcohólicas. Según dijo, estaba previsto desde hace tiempo pero su presentación se ha agilizado tras la supresión del botellón.

"La decisión errónea no ha sido suprimirlo, sino habilitar un recinto para volver a hacerlo cuando ya estaba erradicado", razonó Mateos, convencido de que "se ha abierto un debate clarificador" sobre este asunto.

Anuncios
Anuncios

El alcalde explicó que el recinto multiusos dispondrá de 1.500 metros cuadrados de superficie una vez finalizadas las obras, que es susceptible de ser dividido en varias zonas y que puede ser utilizado durante todo el año al tratarse de un pabellón cubierto. No obstante, reconoció que "este proyecto inicial necesita para completarse y que pueda tener una verdadera utilidad para los jóvenes y no tan jóvenes, la aportación de ideas que puedan complementarle". La intención del ayuntamiento es trasladar la movida juvenil al multiusos nada más que finalicen las obras de construcción, algo previsto para mediados del mes de marzo. Para ello se ha abierto un plazo de sugerencias que se prolongará durante dos meses. Está previsto contratar un dinamizador cultural y dotar al edificio de la infraestructura necesaria para su funcionamiento. La iniciativa la coordinarán José Demófilo Pascual y María García.

Mateos no concretó los contenidos del nuevo espacio juvenil, aunque sí apuntó algunas sugerencias: consolas, billares, mesas de ping-pong y futbolines en un recinto con música que podría dividirse en función de las edades. Pero el alcalde reconoció que no se puede saber la acogida que tendrán estas ideas entre los jóvenes, por lo que reclamó aportaciones. Tampoco se mostró muy convencido del resultado que pueda tener un espacio en el que esté prohibido el consumo de alcohol.

"Yo no sé si les va a gustar ir a beber Fanta", dijo el alcalde, quien criticó a algunas autoridades regionales "por fomentar el consumo de alcohol entre los jóvenes". "No se servirá alcohol bajo ningún concepto y que nadie busque la vuelta porque en el recinto no se va a poder entrar con la típica petaca", advirtió.

Pero el ayuntamiento aún tiene que estudiar el destino que proporcionará a la juventud cuando se programen actividades culturales en el recinto multiusos y buscar una alternativa al controvertido botellón mientras finalizan las obras de construcción del pabellón.

"Habrá que adoptar alguna decisión en coordinación con la Policía Local", indicó ayer a los medios de comunicación. Por el momento el ayuntamiento ha valorado de forma positiva el primer fin de semana sin alcohol en la calle; las noches del viernes y el sábado transcurrieron "con absoluta normalidad" y eso demuestra, según el alcalde, que "la gran mayoría de los jóvenes actúa con sentido de la responsabilidad y que, como siempre, hay una minoría a la que por sistema le gusta vulnerar la Ley".

El alcalde insistió ayer que la iniciativa presentada es "un tema inicial sin desarrollar y que está condicionado a la demanda de los propios jóvenes".


Galería de imágenes