•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los olivareros extremeños se muestran muy preocupados por los repetidos hurtos de aceitunas y maquinaria agrícola que se están cometiendo en diferentes puntos de la región y denuncian que, debido a la actuación de "redes organizadas", los robos cometidos este año son de mayor envergadura que en campañas anteriores.

En declaraciones a El Periódico Extremadura, el gerente de la Cooperativa del Campo de San Pedro, Juan Pérez Ayuso, explica que hace años que el sector sufre robos "convencionales", pero apunta que "lo que está ocurriendo este año, no ha pasado nunca", ya que, a su parecer, detrás de esta oleada de hurtos "hay redes que están organizadas, que lo tienen muy bien preparado y permiten que estos robos se hagan".

Al respecto, recuerda que en diciembre extrajeron de las instalaciones de la cooperativa –que está ubicada en Guareña y reúne alrededor de 1.000 socios– unos 12.000 kilogramos de aceitunas que estaban almacenadas en una tolva de la almazara y señala que a los pocos días extrajeron "un tractor y el remolque cargado con 9.000 kilos", de propiedad de otro socio.

Asimismo, indica que mientras que otros años, los robos solían ser al final de campaña y de menor cuantía, sin embargo, este año "se están dando desde principio de campaña, tanto en el campo como en la almazara, y son de mucha mayor importancia".

Para Pérez, las pérdidas en el sector a consecuencia de la oleada de robos "serán muy importantes" ya que hay que contabilizar no sólo el valor de los sustraído, sino "los problemas y daños que se causan en las plantaciones y la precipitación que entra a los agricultores por recolectar antes la cosecha", subraya.

Por ello, desde la Unión Extremeña de Cooperativas Agrarias, Unexca, a la que pertenece la del Campo de San Pedro, se están realizando peticiones a la Delegación del Gobierno para evitar que esta situación siga produciéndose. Entre las medidas que exigen los olivareros, según precisa Pérez, "la primordial" es establecer "un control muy exhaustivo sobre los puestos de compra" que hay en la región, donde se especifique "la procedencia, la cantidad y la entrega del producto" para, de este modo, evitar que se compre la mercancía robada. Además solicitan que "se prohíba el rebusco" para impedir que los alcaldes den autorizaciones para recoger las aceitunas que quedan en el suelo de las parcelas sin el consentimiento de los propietarios.

Por otro lado, han solicitado mayores medidas de vigilancia en los campos, una labor que según apuntó ya está ejerciendo la Delegación del Gobierno, "tal como lo demuestran las últimas detenciones relacionadas con estos huertos".

En esta última semana, se han detenido a unas 30 personas relacionadas con estos hurtos en diversas poblaciones extremeñas y la Delegación del Gobierno mantiene reuniones periódicas con los agricultores para atajar el problema. Por su parte, otro de los cooperativistas afectados por los robos señaló que además de incrementar la seguridad, "hay que poner los medios para saber, quién roba y quién compra, porque tan culpables es uno como otro", según asevera.


Galería de imágenes