•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Extremadura empleará el 100% del contingente para la contratación de trabajadores extranjeros de este año en traer a un centenar de médicos que cubran las necesidades del Servicio Extremeño de Salud. Según la resolución de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración, dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, la Comunidad Extremeña ha solicitado autorización para contratar cien trabajadores extracomunitarios al no encontrar demandas en los puestos requeridos en los servicios públicos de empleo.

Esta petición se divide a partes iguales entre las dos provincias extremeñas, y en ambas coinciden también los puestos de trabajo que se pretende cubrir. Así, Extremadura pretende contratar diez médicos generales y 90 especialistas.

Las plazas a cubrir en este caso son anestesistas, cardiólogos, endocrinos, ginecólogos, oncólogos (médicos y de radioterapia), radiólogos, traumatólogos y urólogos, con una decena de puestos en cada especialidad.

Se da la circunstancia de que Extremadura es una de las seis comunidades que han solicitado médicos en este contingente, y la tercera que más ha pedido. Además de la Comunidad Extremeña han pedido poder contratar médicos Cataluña (295), Murcia (260), Aragón (11), Galicia (10) y Navarra (5). Sólo Extremadura y Murcia destinan la totalidad del cupo a licenciados en Medicina.

En estos contingentes no se incluyen los médicos procedentes de Polonia, ya que al formar parte este país de la UE no se necesita ningún tipo de autorización especial para contratarles.

HERRAMIENTA INMEDIATA Según explicó a EL PERIODICO Juan Carlos Bureo, hasta hace una semana subdirector de Atención Especializada del SES, la contratación de médicos a través del cupo de trabajadores extranjeros "es la única herramienta inmediata" para cubrir las necesidades del sistema público, ya que otras iniciativas, como la ampliación de las plazas de médicos residentes o de estudiantes en las facultades de Medicina, no dependen de la Administración regional, y además sus efectos no se notarán hasta pasados varios años, cuando concluya la formación.

Bureo apuntó además que desde el SES se trabaja no sólo en atraer médicos de otros lugares, sino también en que se queden. "Para ello mejoramos las condiciones de trabajo y la estabilidad", manifestó, y citó como ejemplos que en la última oferta de empleo público se hayan incluido 800 plazas para médicos y que los sueldos han mejorado "de manera notable", incrementándose en la última década dos veces y media por encima del IPC.

En cuanto al procedimiento, el exsubdirector de Atención Especializada comentó que desde el SES se remite al SEXPE una estimación de cuántos profesionales se necesitarán y en qué áreas. A partir de ahí, el servicio extremeño de empleo se encarga de tramitar la petición ante el ministerio que es quien fija el cupo.

"De cualquier manera, el hecho de fijar este contingente no significa que no se puedan traer más, ya que el SEXPE nos expide un certificado en el que nos habilita para traer más profesionales si nos hace falta, como suele ocurrir, porque ni en Extremadura ni en toda España hay médicos en las bolsas de trabajo", manifestó.

De este modo queda abierta siempre la posibilidad de reforzar las plantillas de los centros sanitarios de la región en el momento en que se produzcan vacantes o se creen nuevos servicios médicos.

ATENCION PRIMARIA Otro aspecto en el que incidió Bureo es en el hecho de que para este año –además de los especialistas ya habituales como anestesistas o traumatólogos– va a ser necesario contratar en el extranjero especialistas en medicina familiar "porque en España no va a salir ni uno".

Según relató, este año se pone en marcha el nuevo plan que marca que el ciclo formativo de estos médicos pasa de tres a cuatro años, por lo que los que deberían terminar ahora no obtendrán la titulación hasta el 2009.

Por lo que se refiere a la procedencia de los médicos extranjeros que actualmente trabajan en la región, el exsubdirector de Atención Especializada explicó que, pese a la impresión que se da a veces, no es Polonia la zona de donde más profesionales llegan a Extremadura, "aunque es cierto que hay muchos y que están realizando una gran labor, que permite que áreas como Coria o Llerena funcionen", sino Iberoamérica.

"Por cada médico polaco que hay en Extremadura hay tres hispanoamericanos, y rara es la semana en la que no llega alguno", explicó. Según afirmó, cada semana se inician los trámites para contratar a entre dos y tres profesionales de Iberoamérica, lo que no quiere decir que todos vengan, puesto que sólo se admite a aquellos que se consideran idóneos para el puesto.


Galería de imágenes