•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La localidad de Don Benito dispone de la quinta aula de estimulación sensorial para niños con síndrome de Down de Extremadura. De ella se beneficiarán cuatro pequeños, miembros de la asociación de Down, gracias a un acuerdo con la Fundación SEUR, que ha sufraga el coste con la aportación de 6.000 euros. Este nuevo aula se ubica en el centro educativo municipal de Don Benito, donde se encuentra la sede de la Asociación Síndrome de Down de Extremadura en la comarca. Su presidente destacó, durante su inauguración, la importancia que tiene la estimulación sensorial, comunicativa y psicomotriz dentro de la atención temprana para las personas con síndrome de Down.

El colectivo dispone de seis profesionales que atiende a 21 familias con hijos con esta alteración genética. Les ofrecen servicios de atención temprana, habilitación funcional, formación profesional y educación de adultos, inserción laboral y atención a familias.

En la actualidad desarrollan un programa de competencia profesional de servicios de auxiliares de oficina. Consta de 1.700 horas y en él se está formando seis alumnos. Dos de ellos han alcanzado el grado de conocimiento requerido y realizarán sus prácticas en el Ayuntamiento de Don Benito; en concreto, en la casa de cultura y en los Servicios Sociales. Será gracias a un convenio firmado entre el consistorio y la asociación. Ambas instituciones sellaron la renovación del contrato de la joven con síndrome de Down que desde hace cinco años trabaja desarrollando labores de bedel en el consistorio dombenitense.

 

 


Galería de imágenes