•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las distracciones son la causa del 39% de los accidentes de tráfico en España, un nivel que dobla a los accidentes provocados por el exceso de velocidad, según los datos examinados por el Comisario Europeo del Automóvil (CEA). Esta estadística ha impulsado el vídeo realizado por este club de automovilistas con el especialista Paco Costas, que recoge consejos para prevenir las distracciones al volante, causantes de 1.467 muertes en el año 2006. La distracción estuvo en ese año presente en 17.066 siniestros en carretera, lo que supone un 35% del total y en 13.161 accidentes registrados en zonas urbanas, que representa un 26%.

Los datos de CEA revelan que durante el primer semestre de 2007, este factor, el de distracción, aparece como la segunda causa de producción de accidentes mortales en carreteras, por detrás de las infracciones a las normas de circulación, estando presente como factor recurrente en un 35% de estos siniestros y causante de la muerte de 446 personas. CEA señala en un comunicado difundido hoy que el perfil del automovilista que más se distrae es el de joven de menos de 25 años o conductores de más de 70.

El accidente más frecuente provocado por la falta de atención durante la conducción en carretera es la salida de la vía. En el año 2006 en este tipo de accidente, la falta de atención fue un factor concurrente en el 46% de los mismos, mientras que en las colisiones, el porcentaje se situó en 36%. Los datos también señalan que entre las distracciones más habituales está la de hablar por el móvil mientras se conduce, un gesto que puede aumentar entre un 5 y un 10% la posibilidad de tener un accidente, informa El Periódico Extremadura.

Señala el Club que estudios recientes muestran que utilizar el teléfono móvil mientras se conduce impide percibir un 50% de la información de la carretera, al tiempo que revelan también que el 1,6% de los conductores de turismos y furgonetas hacen uso del teléfono móvil de forma manual mientras conducen. Otras de las distracciones apuntadas es la de encender y apagar el cigarrillo, una circunstancia que implica conducir, mientras tanto, con una sola mano.

La media de tiempo que se utiliza para encender un cigarrillo es de unos 4 segundos, tiempo en el que se recorren 113 metros a una velocidad de 100 Km/h. Los fumadores multiplican por 1,5 el peligro de tener un accidente de circulación, según CEA. Los navegadores, que constituyen una ayuda al conductor, se pueden convertir en una causa de distracción también ya que, en el momento en el que el conductor aparta la vista de la carretera, el vehículo circula sin control a lo largo de un tramo en el que pueden surgir diversas circunstancias que pueden producir un grave accidente.


Galería de imágenes