•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comedidos a la hora de sentarse a la mesa y disponibilidad para aumentar la dosis de ejercicio físico. Esas son las recomendaciones que realizan los expertos en nutrición para hacer frente a los excesos alimentarios habituales de estas fechas.

Según Juana Fraile, especialista en endocrinología y Nutrición con consulta en distintas clínicas de la comunidad autónoma, "en Navidad debemos disfrutar de las reuniones familiares y amigos, pero sin descuidar nuestra salud". En este sentido, recuerda que hay enfermedades como la hipertensión, la diabetes y los problemas de colesterol que pueden empeorar tras "las transgresiones dietéticas" de estas fechas, informa El Periódico Extremadura.

Por ello, Fraile recomienda "intentar aumentar la actividad física", compensar comidas copiosas con otras más ligeras, evitar las bandejas de dulces en casa –"ya que al final terminamos desayunando con ellos, en lugar de tomarlos moderadamente"–, evitar platos fritos y rebozados, recurrir a alimentos ligeros como los vegetales y los moluscos, usar guarniciones vegetales, y decantarse por los pescados horneados como segundo plato, "siempre controlando el nivel de aceite".

Además, advierten de que es preferible evitar licores y aguardientes en comidas copiosas, "muy calóricos al contener mucho alcohol y azúcar", y sustituirlos por vino y cava. En este sentido, los nutricionistas recuerdan que "no sirve de nada controlar las raciones de comida si se consume mucho alcohol, ya que este aporta muchas calorías y, en exceso, el organismo lo transforma en grasas.


Galería de imágenes