•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los villanovenses depositan al año unos 65.180 kilos de plásticos, bricks y metales en los contenedores amarillos. Sin embargo, el 30% de esa cantidad son materiales no compatibles como papel, cartón, restos de podas y jardines, maderas o vidrio, según indica el informe elaborado por la empresa Ecoembes, finalizado en junio de este año.

En Villanueva de la Serena existen 170 contenedores amarillos en el casco urbano y en los polígonos. En ellos deben depositarse plásticos, brick (de yogures, natillas) y latas. El contenido es recogido una vez a la semana por el ayuntamiento, aunque se prevé incrementar el servicio si aumenta la demanda.

Desde hace una semana este material se lleva a la planta de reciclaje, compostaje y valoración de residuos sólidos urbanos (ecoparque) ubicada en la EX-240 en dirección a Castuera. De momento, Villanueva de la Serena es la primera localidad que lo está haciendo. La concejala de Medio Ambiente, Fuensanta Martínez, recordó que mientras más kilos se lleven, mayor será la cantidad de dinero que el consistorio reciba a cambio.

En la localidad existen también 200 contenedores de vidrio, que la empresa Ecovidrio recoge cada 15 días. Hasta el pleno funcionamiento del ecoparque, este material se trata en la planta de Talarrubias. Por otro lado, hay 600 contenedores para residuos orgánicos y 30 azules (papel y cartón). La edil reconoce que son escasos para una ciudad como Villanueva y afirma que conversa con la Junta de Extremadura para duplicar el número.


Galería de imágenes