•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con la llegada de las fiestas navideñas, la publicidad en los medios de comunicación es la primera en recordar la llegada de estas señaladas fechas a los más pequeños de la casa que, en la mayoría de los casos, se ven desbordados por la inmensa oferta que se les presenta en sus horarios televisivos y en los catálogos de las grandes superficies.

La Junta de Extremadura quiere recordar a los padres y familiares que tienen un papel crucial a la hora de asesorar en la elección de los juguetes al pequeño consumidor, así como en el momento de adquirir lo elegido y comprobar que cumple las normas de seguridad pertinentes.

Por ello y para evitar abusos, la Administración regional ofrece algunos consejos útiles para hacer una carta a los Reyes Magos al gusto de todos y conseguir un consumo responsable por parte de mayores y pequeños:

Antes de comprar:

1.- Escuchar: las diferentes propuestas y preferencias del niño y salir en familia a ver juguetes a los establecimientos.

2.- Dialogar: de forma que los más pequeños comiencen a tener una visión crítica, que les sirva de base para convertirse en consumidores responsables.

3.- Comparar: Se puede mirar en distintos establecimientos y, si no tienen mucho tiempo para mirar precios, puede consultar espacios web, catálogos o revistas especializadas para el consumidor. En general, se tiene que desconfiar de precios demasiado bajos, probablemente se trata de juguetes que no cumplen la normativa de seguridad, que son defectuosos o que se han realizado en países donde no se respetan los derechos laborales básicos

-Durante la compra: ¿En qué fijarse?

1.- Edad recomendada:

– En algunos casos y para determinados juguetes es obligatorio indicar la edad, como sucede en juguetes no convenientes para menores de 36 meses o los destinados a niños mayores de una determinada edad (por ejemplo videojuegos).

– Deben ser prudentes a la hora de elegir juguetes para niños menores de 3 años, vigilando que tengan piezas grandes, que no pesen, no sean puntiagudas o cortantes, de materiales no tóxicos…

– En casa hay que tener en cuenta que un juguete seguro para el hermano mayor puede ser peligroso para el más pequeño.

2.- Etiquetas:

– En la etiqueta deben aparecer los siguientes contenidos mínimos: nombre del fabricante, marca comercial, marcado CE, características técnicas e indicadores de seguridad, que pueden estar representados mediante textos, dibujos o símbolos.
– El símbolo CE : el fabricante acredita los juguetes cumplen todos los requisitos reglamentarios sobre seguridad del juguete y es garantía de seguridad, salvo prueba en contrario.

– El juguete debe acompañarse de instrucciones que son una herramienta necesaria para su uso adecuado. Las instrucciones de uso tienen que estar, como mínimo, en castellano.

– La información contenida en la etiqueta ha de ser cierta, eficaz, veraz y objetiva. En ningún caso puede inducir a error a quienes lo adquieren o a quienes lo utilizan.

– El contenido de la etiqueta debe ir colocado de forma visible, legible e indeleble sobre el juguete o sobre su envase

3.- Indicadores de seguridad
Señalan determinadas situaciones de peligro y riesgo atendiendo específicamente a algunas categorías de juguetes donde la normativa obliga a incluir indicadores de seguridad, como por ejemplo:
– No es conveniente para los niños y niñas menores de 3 años (o 36 meses)
– ¡Atención! Únicamente para niños mayores de … años
– ¡Atención! Utilizar bajo la vigilancia y supervisión de un adulto
– ¡Atención! Utilizar con equipo de protección adecuado
4.- Presentación de los juguetes y contenido
Se debe contrastar la información que presenta el embalaje de un juguete y asegurase de que coincida con el contenido, ya que a veces los consumidores tienen tendencia a dejarse deslumbrar por el tamaño de las cajas.
Algunos fabricantes describen con todo detalle el contenido y el número de piezas que contiene el juguete, pero otros ilustran la caja con fotos o imágenes muy impactantes y luego en el interior de la caja no hay exactamente lo que parece desde el exterior.
Los embalajes de gran volumen pueden engañar sobre la medida real de los juguetes. Algunos fabricantes no indican nada o indican de forma insuficiente lo que se encuentra en el interior y presentan mucha caja y muy poco contenido; esta característica está bastante extendida en España.
5.- Garantía de los productos
Por ley, todos los productos tienen 2 años de garantía, siendo el responsable el vendedor, por lo que ante cualquier problema él responde del producto y no puede remitir al fabricante u otro intermediario. Para hacer uso de esta garantía hay que conservar el ticket de compra.

La Cantidad
Tras la venida de Papá Noel o los Reyes Magos, frecuentemente, el niño se encuentra con una cantidad excesiva de juguetes que provocan que, al poco tiempo, pierda interés.

La cantidad de juguetes debe ser suficiente y variada, por lo que, si en estas fechas se reciben muchos juguetes a la vez, es conveniente retirarles algunos e írselos proporcionando a lo largo del año.

-Características del juguete perfecto
– Que haga feliz al niño
– Que sea educativo
– Que desarrolle la imaginación
– Que fomente la sociabilidad
– Que sea duradero
– Que sea seguro


Galería de imágenes