•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En la Comunidad Autónoma Extremeña solo el 8% de las empresas a las que afecta la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI) –las que tienen más de 50 empleados– cumplen con la obligación que esta norma establece, la de reservar un cupo del 2% de su plantilla para trabajadores con discapacidad. Este porcentaje sitúa a Extremadura, junto con la comunidad de Madrid donde también se da el 8%, en la segunda de España en la que menos se cubre el cupo de contratos exigidos por la ley. A Extremadura y Madrid las supera solo la comunidad de Canarias, donde solo el 6% de las empresas cumple con lo exigido.

Así se refleja en el Informe Equipara 2008 elaborado por el Observatorio para la mejora de la equiparación laboral de las personas con discapacidad de la Fundación Equipara, según el cual en España hay más de 35.800 empresas obligadas a cumplir la LISMI, "pero su cumplimiento es muy escaso".

Esto es algo que constatan los datos de su informe, según los cuales ni la comunidad que más cumple la ley alcanza el 50%. Se trata de Murcia, donde el 40% de las empresas cumple la reserva de plazas para discapacitados.

Para la Fundación Equipara esta falta de cumplimiento del cupo de reserva se debe fundamentalmente a cuatro causas: las dificultades que el colectivo de los discapacitados tiene para acceder al mercado laboral, la insuficiente formación que reciben las personas con discapacidad, la escasa concienciación social y empresarial, y la falta de comunicación entre los diferentes agentes que participan en la inserción, informa El Periódico Extremadura.


Galería de imágenes