•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Talayuela exigió ayer al Servicio Extremeño de Salud (SES) que busque una solución urgente a la falta de personal sanitario, después de que se registraran protestas en el centro de salud por la ausencia de médicos.

La concejala del área, Esmeralda Vizcaíno, denunció que el problema lo originó la ausencia de los dos pediatras, uno por vacaciones y el otro, una mujer, de baja por maternidad. Su ausencia obligó a derivar a los niños a los médicos de atención primaria, lo que incrementó las esperas, provocó largas colas y las protestas de los pacientes.

"Le he dicho al SES que no sé si me tenían que enviar más médicos o más policías porque la gente estaba crispada", indicó la edil. La gerente del área de Salud de Navalmoral de la Mata, María Eugenia Prieto, eludió ayer hacer declaraciones a este periódico por hallarse de viaje pero su departamento informó al ayuntamiento que la situación se mantendrá, como mínimo, hasta el 10 de diciembre.

La situación se agravó ayer por tratarse de un día con numerosas citas a causa de la gripe, lo que hizo que una población de casi 10.000 habitantes estuviera en manos de tres médicos.


Galería de imágenes