•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Mancomunidad Sierra de San Pedro trabaja en un proyecto que tiene como fin recuperar el patrimonio rural. Esta iniciativa consta de dos fases. Una primera consiste en la elaboración de un inventario de todos los recursos patrimoniales que existen en los nueve municipios que integran la agrupación. Para ello, ya se ha realizado un estudio que ha permitido detectar la existencia de un patrimonio rural inédito y que ya ha sido recogido en una guía. Manuel Moreno, gerente de la mancomunidad, explicó que la Junta ha editado un total de 1.500 guías que se repartirán entre las oficinas de turismo y las distintas dependencias municipales de los nueve pueblos.

Además, para la continuidad del proyecto, la mancomunidad firmará próximamente un convenio con la Consejería de Agricultura y Desarrollo Local de la Junta, dentro del Proyecto Partexal y financiado por la iniciativa comunitaria Interreg III A.

 Con este acuerdo la Junta concede a la mancomunidad una dotación económica de 5.000 euros para acometer acciones que contribuyan a la recuperación, rehabilitación e interpretación de parte de los recursos detallados en la guía con el objetivo de que éstos pasen a formar parte de la oferta patrimonial de la mancomunidad.

El presidente de la agrupación, Juan Garlito, manifestó que el acuerdo "responde a la necesidad de valorar y recuperar, en la medida de lo posible, el ingente patrimonio rural de nuestras localidades, que, a pesar de ser depositario de parte de nuestra identidad, en muchos casos no recibe el trato adecuado y corre el riesgo de desaparecer", afirmó. Entre el patrimonio sobre el que se actuará se encuentran los molinos ubicados en Salorino y Valencia de Alcántara, las fuentes antiguas de Santiago de Alcántara y los chozos que se encuentran en Membrío.


Galería de imágenes