•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si los rumanos que viven en Extremadura fundaran una localidad, su población alcanzaría la de municipios como Alburquerque, Cabeza del Buey o Montehermoso. Todos ellos están en torno a los 5.000 habitantes y, precisamente, esa es la cifra (5.422) de rumanos que viven en la región, según el último dato disponible del Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI), del pasado mes de septiembre. De este modo, el colectivo rumano casi se ha quintuplicado desde principios de año, cuando la comunidad acogía a 1.146 personas de esta nacionalidad, informa El Periódico Extremadura.

Ahora, la rumana es ya la segunda nacionalidad extranjera con mayor presencia en Extremadura, solo por detrás de los marroquís (11.178) y superando por primera vez a los portugueses (4.872). Por provincias, Badajoz y Cáceres se sitúan entre las que registran mayores incrementos en el número de inmigrantes procedentes de Rumanía que acogen, siendo la segunda y la sexta, respectivamente.

Tan pronunciada subida (del 2005 al 2006 la cifra de rumanos en Extremadura solo creció en 106 personas, mientras que este año hay al menos 4.276 más) está relacionada con el ingreso de Rumanía en la UE. Desde el pasado 1 de enero, los rumanos pueden circular libremente y residir en cualquier país de la Unión. Sin embargo, para trabajar precisan un permiso similar al de los extracomunitarios, ya que el Gobierno español ha establecido una moratoria de dos años para permitirles el libre acceso al mercado laboral, con objeto de que una llegada masiva de personas procedentes de este país pudiera desequilibrarlo.