•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La reforma del Código Penal en materia de Seguridad Vial aprobada ayer por el Congreso de los Diputados podría suponerle cada mes a más de 200 conductores extremeños ir a prisión. Se trata del número de denuncias, concretamente unas 230 –150 en la provincia de Badajoz y unas 80 en la de Cáceres–, que Tráfico registra mensualmente en Extremadura por conducir sin tener carnet, un hecho que hasta ahora estaba considerado como falta administrativa, pero que a raíz de la reforma aprobada podrá suponer hasta seis meses de cárcel para el infractor.

Esta denuncia, según indicaron ayer a este diario responsables de Tráfico de la comunidad extremeña, sí es frecuente en esta región, donde sin embargo los delitos de conducción temeraria no suelen producirse. Aunque las sanciones por exceso de velocidad sí son habituales, de hecho son aproximadamente 20.000 las multas que se imponen al año por exceso de velocidad en la región, causa además de cuatro de cada diez accidentes mortales registrados en las carreteras extremeñas, la velocidad que contempla la reforma para ser castigada con penas de prisión –110 kilómetros por hora en ciudad, 180 en carretera y 200 en autovía– "no suele darse en nuestra comunidad", indicaron responsables de la Jefatura Provincial de Tráfico de Badajoz.

Según estos, "tampoco es frecuente" que en las denuncias que los agentes imponen por conducción bajo los efectos del alcohol se supere la tasa de 1,2 gramos de litro en sangre que la reforma establece para castigar con penas de prisión, "pues estos casos suelen pasar directamente a los juzgados", hizo constar a EL PERIODICO el responsable de Tráfico en Badajoz.

Este hecho lo ratificó Javier Montero, fiscal delegado de Seguridad Vial de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), quien reconoció que la mayoría de las causas penales que se tramitan por delitos contra la seguridad del tráfico son por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

La memoria fiscal correspondiente al 2006 en materia de seguridad vial revela que los fiscales de la región tramitaron el año pasado más de medio millar de causas por delitos contra la seguridad del tráfico, casi un 20% más que en el año anterior. Un aumento este por el que se muestra preocupado Javier Moreno, preocupación que ya reflejó en la memoria 2006 que la Fiscalía del TSJEx remitió a la Fiscalía General del Estado.

Solo de la provincia de Cáceres llegaron el año pasado a la Fiscalía 306 causas por delitos de tráfico, de las que 259 lo fueron por conducción ebria, 46 más que el año anterior. Además, 11 conductores fueron procesados por negarse a practicar las pruebas de alcoholemia, y siete lo fueron por conducir de forma temeraria. También se registraron 29 casos de homicidios o lesiones graves relacionadas con el tráfico, en uno de los cuales se decretó, por primera vez y a petición del fiscal, el ingreso en prisión provisional para el autor.

VALORACIONES En las jefaturas provinciales de Tráfico en Extremadura se mostraron ayer "muy esperanzados" en que la reforma aprobada ayer por el Congreso en materia de tráfico sirva para conseguir una "importante reducción" en las infracciones contra la seguridad vial, "fundamentalmente de aquellas que reflejan un claro desprecio hacia la vida y seguridad de las personas". Advirtieron, no obstante, que para valorar los resultados "habrá que espera, ver la influencia que tienen las nuevas penas sobre los conductores".

También el fiscal de seguridad vial del TSJEx valora importantes las nuevas medidas, "pues se endurecen algunas penas y se establecen nuevos tipos penales".

De todas formas, también estima Montero que "no es tanta la innovación que se trata de reflejar, pues realmente la reforma en lo que se centra es casi exclusivamente en la reincidencia, ya que en la mayoría de los casos las penas de prisión, al ser de menos de dos años, no se cumplirán de no ser el infractor reincidente".

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, expresó ayer su "satisfacción" por la aprobación de una reforma que busca, dijo, que los ciudadanos "no conduzcan sin carnet y no vayan a velocidades temerarias". Además, aseguró que mejorará la eficacia del nuevo permiso por puntos.