•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La ministra de la Vivienda, Carme Chacón, y el alcalde de Valencia de Alcántara, José Manuel Acuña, firmaron el día 19 un convenio que permitirá llevar a cabo una compleja y costosa rehabilitación para convertir una antigua vivienda del siglo XVIII en una hospedería. El edificio, que está ubicado en la Calle San Bartolomé, fue propiedad de Pedro Salvado Hevia, un vecino natural del municipio. Acuña manifestó que este acuerdo "es el resultado de tres intensos años de trabajo y de muchas gestiones y trámites realizados", afirmó.

El convenio refleja el compromiso del Ministerio de la Vivienda de financiar al cien por cien el coste total de las obras de rehabilitación. "Aún no sabemos el presupuesto al que puede ascender, pero puede rondar los 500 millones de pesetas aproximadamente", señaló Acuña que matizó que es difícil concretar una cifra puesto que el proyecto está en fase de redacción y el coste de la obra dependerá de éste.

El antiguo edificio, que tiene 1.300 metros cuadrados, consta de dos plantas, un patio y un sótano. El inmueble pertenece a la Fundación Pedro Salvado Hevia, una fundación cuya creación fue un deseo de Salvado tal y como lo reflejó en su testamento tras su muerte. Aunque de esto hace años, la fundación se ha creado hace poco gracias al esfuerzo y empeño del alcalde. "La fundación tiene sus estatutos y el patronato lo integramos el cura, el notario, el juez y el alcalde, tal y como lo pidió Salvado", afirmó.

Anuncios
Anuncios

Una vez redactado el proyecto y aprobado, se licitarán la obras para la rehabilitación de la vivienda. Después, cuando la actividad hotelera abra sus puertas, la gestión saldrá a concurso. "Es un proyecto muy importante porque al mismo tiempo que recuperamos el patrimonio, se crearán nuevos puestos de trabajo", señaló Acuña


Galería de imágenes