•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Diputación Provincial de Cáceres deberá hacer frente en 2008 a 4.165.000 euros en concepto de intereses bancarios, según denunció ayer el portavoz del Grupo Popular en la institución, Fernando Manzano, quién criticó su “elevado nivel de endeudamiento”.

Manzano coordinó el encuentro de los once diputados de su grupo, que se reunieron durante la jornada de ayer en Navalmoral de la Mata para analizar “de forma pormenorizada” el borrador de los presupuestos de la Diputación Provincial de Cáceres y sus organismos autónomos para 2008.

El dirigente popular criticó que el borrador les hubiese sido entregado “a última hora” y que no contemplase las bases de ejecución del presupuesto, la relación de puestos de trabajo que afecta a 1.500 empleados ni el informe de intervención.

El PP dijo estar “muy preocupado por el bajo nivel inversor” de la Diputación Provincial de Cáceres y su portavoz económico en la institución, Daniel Romero, llegó a decir que “por cada euro que invertimos necesitamos otros cuatro”. En concreto, los populares denunciaron la reducción progresiva de las inversiones reales, que fueron de 36,2 millones de euros en 2006, de 28,8 millones en 2007 y que serán de 25,6 millones en 2008.

“Seguimos aumentando la deuda y el nivel de endeudamiento supone un porcentaje muy alto sobre el límite legal establecido del presupuesto anual ordinario”, criticó Manzano.

El PP desveló que, en contra de lo anunciado por el presidente de la diputación, Juan Andrés Tovar, el Complejo Sanitario de Plasencia no pasará a depender de la Junta de Extremadura y continuará asumiendo sus competencias la institución provincial. Esto costará a los vecinos de la provincia 16 millones de euros en 2008, que es la cantidad presupuestada para atender las necesidades de este centro. Algo similar ocurre con el Centro de Menores Julián Murillo, que continuará dependiendo de la Diputación de Cáceres a pesar de no tener competencias en la materia. Manzano exigió que estos dos centros sean asumidos por la Junta de Extremadura por considerar que “tienen un presupuesto que se le está quitando a los municipios de la provincia”.

Lo mismo solicitó al referirse a la red de carreteras provinciales, integrada por 1.800 kilómetros; se mostró partidario de “sentarse a negociar con la Junta y hacer una red global de carreteras” de modo que la institución provincial se haga cargo exclusivamente de las de uso terciario.

El portavoz del Grupo Popular en la Diputación Provincial de Cáceres, Fernando Manzano, pidió ayer al Gobierno regional que Navalmoral de la Mata pase a formar parte del grupo de ciudades importantes de Extremadura.

“Es una barbaridad que Navalmoral quede excluída del grupo”, criticó Manzano, quien consideró que “es de justicia que el PP reivindique que no sean siete, sino ocho, para el próximo año”. El portavoz popular indicó que el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, habló de la existencia de un grupo de grandes ciudades de las que cinco pertenecen a la provincia de Badajoz y dos a la de Cáceres y donde se excluye a Navalmoral de la Mata.

“Es una ciudad de referencia y puerta de Extremadura”, dijo Manzano para destacar la importancia de esta ciudad, “la tercera más importante de la provincia de Cáceres”.


Galería de imágenes