•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La vicepresidenta segunda y consejera de Economía, Comercio e Innovación, María Dolores Aguilar, ha visitado el Parque Tecnológico de Suzhou, el mayor de China, y ha mantenido una reunión con sus responsables. Este Parque Tecnológico, que comenzó a construirse en 1994, ocupa más de 280 Kilómetros cuadrados de superficie, tiene una población de 500.000 habitantes y está integrado en la ciudad de Souzhou.

Durante el encuentro, la vicepresidenta segunda y consejera de Economía ha expuesto la situación de los centros tecnológicos en Extremadura, y ha explicado la gran apuesta que la Junta de Extremadura ha realizado en investigación y desarrollo, planteando la posibilidad de abrir una línea de colaboración a través del software libre. Los responsables del Parque Tecnológico han alabado la capacidad imaginativa de los españoles y han mostrado interés por cooperar con alguna empresa extremeña que quiera abrirse camino en el mercado chino.

La puesta en marcha del Parque Tecnológico de Suzhou se debe a una colaboración entre los Gobiernos de China y Singapur, que han planificado una inversión total de 100.000 millones de dólares, con el objetivo de convertirse en un parque de industria de alta tecnología. Hasta la fecha se han implantado unas 3.000 empresas, entre ellas algunas españolas, proyectos de investigación e innovación y se han ubicado once universidades, que imparten cursos especializados.

En este sentido, un parque tecnológico constituye uno de los mayores esfuerzos que una región realiza para promocionar y evolucionar las estructuras de investigación y desarrollo, a través de su tejido empresarial, con una apertura de la economía hacia el entorno internacional y la atracción de inversiones.

Tras la visita al Parque Tecnológico de Suzhou, la segunda jornada del viaje de la delegación extremeña ha servido también para conocer la Cámara de Comercio de Shangai, donde María Dolores Aguilar se ha entrevistado con su vicepresidente, quién ha dado una serie de recomendaciones para la implantación de empresas extremeñas en el mercado de Shangai, como es la necesidad de tecnología existente en cuanto a conservación de productos hortofrutícolas.