•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La madre de la niña de tres años que el día 4 murió en Talarrubias de una paliza ha confesado que fue ella quien la golpeó, según ha confirmado su abogado, que prefiere mantenerse en el anonimato. De esta confesión nada había trascendido hasta ahora. Su marido sí la acusó ante la Guardia Civil de ser la autora de la paliza que, según la autopsia, mató a la pequeña, hecho que habría ocurrido estando él fuera de casa, pero la madre no hizo ninguna manifestación. "No confesó ni declaró nada ante la Guardia Civil, pero sí lo hizo en sede judicial, donde reconoció ante el juez que había golpeado a su hija con un cinturón", indicó su abogado.

El letrado ha sido contratado por la familia de la pareja –V. P. y CR. A. G., ambos de 18 años y nacionalidad rumana– y prepara su defensa. El abogado, que ha sustituido a los dos de oficio que les fueron asignados tras la detención, reconoce que el padre es más fácil de defender que la madre, por reconocer el maltrato.

Anuncios

El abogado adelantó ayer a EL PERIODICO EXTREMDAURA que basará la defensa del padre en que él "no tenía conocimiento de que su mujer maltratara a la niña, pues de hecho la noche de la tragedia, cuando vio lo ocurrido, la llevó al hospital", y asimismo en la eximente del artículo 261 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "que recoge que el cónyuge no está obligado a denunciar a su pareja". Y en el caso de ella alegará, previsiblemente, trastorno mental transitorio.

Anuncios

Indicó también que esta mañana presentará un recurso contra el auto de prisión provisional, comunicada y sin fianza que el juez decretó para ambos basándose en el riesgo de fuga, recurso que descansa en la consideración de que no existe tal riesgo: "llevan casi un año en España, tienen casa alquilada en Talarrubias y además no se irían teniendo a su otra hija en un centro de acogida de la Junta".

La pareja, dijo, será acusada de homicidio imprudente y maltrato familiar, "delitos por los que, según me han informado, las acusaciones pedirán 15 y 8 años de prisión", pudiendo además el marido ser acusado de un delito de comisión por omisión.


Galería de imágenes