•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, asegura que el desalojo del campamento de temporeros rumanos asentados en Santa Marta de los Barros (Badajoz) se desarrolla "con tranquilidad" y, por el momento, se han marchado 1.000, aunque quedan todavía alrededor de 400, según informa El Periódico Extremadura.

Pereira recuerda que el asentamiento era ilegal, ya que este tipo de concentraciones no está permitido por las autoridades municipales, e insiste en que el Gobierno central trabaja por los derechos de los inmigrantes para que estos vengan a trabajar de forma regular. Para que estas situaciones se corrijan, anuncia que el lunes se celebrará una reunión en la Delegación del Gobierno en Badajoz, entre empresarios, sindicatos agrarios y administración, de cara a coordinar la campaña agrícola de 2008 y conocer las necesidades de mano de obra exterior.

No obstante, la delegada del Gobierno matiza que los rumanos son ciudadanos europeos que llegan al país en busca de un sustento económico para su familia.


Galería de imágenes